Los Croods: Una aventura prehistórica

Título original: The Croods
Año: 2013
Duración: 90 min.
País:  Estados Unidos
Director: Kirk De Micco, Chris Sanders
Guión: Kirk De Micco, Chris Sanders (Historia: John Cleese, Kirk De Micco, Chris Sanders)
Música: Alan Silvestri
Fotografía: Yong Duk Jhun
Reparto: Animation
Productora: DreamWorks Animation
Género: Animación. Aventuras. Comedia | Prehistoria. Familia. 3-D
Web Oficial: http://www.thecroodsmovie.com/


Sinopsis

Prehistoria. Tras la destrucción de su hogar por un gran terremoto, Grug se ve obligado a emigrar con su familia. Mientras avanzan por un mundo desconocido y aterrador, se encuentran con un nómada de mente abierta que los deja a todos fascinados, sobre todo a la hija de Grug. (FILMAFFINITY)

 


Crítica por J. Justo Moncho

Si algo caracteriza DreamWorks es el hecho de apostar por películas de entretenimiento para todos los públicos. Y no es un “para todos los púbicos” refiriéndose a que los niños lo pueden ver, sino un “para todos los públicos” que se refiere a que los adultos van a disfrutar como niños. Ya lo han hecho en títulos pasados como con la saga Shrek, Antz, Kung Fu Panda y El origen de los guardianes, y ahora lo han vuelto a lograr con Los Croods.

Este es un film que podría pasar por un Los Picapiedra moderno, pero con un humor y un emotivo trasfondo de exaltación de los valores familiares más propio de Los Simpson. Narra la historia de una familia de las cavernas que, acostumbrados a vivir bajo la seguridad que les otorgaba su cueva, se ven forzados a huir debido al cambio constante del paisaje que provoca la formación de los continentes. En sus aventuras se encuentran con Guy, un nómada más evolucionado, que no es tan fuerte como ellos pero tiene un cerebro más desarrollado y les ayuda en multitud de ocasiones a hacer frente a las situaciones más difíciles e inverosímiles, lo que provoca la envidia de Grug, el padre de familia.

Los guionistas no se han pasado muchas noches desvelados para conseguir inspiración con la trama, desde luego. Es un argumento bastante sencillo propio del cine infantil, pero los gags humorísticos es otra cosa. Hacía tiempo que no veía una película de animación que fuera la causante de la cólera de mis vecinos por tener que aguantar mis carcajadas (que les den, yo oigo su radio todas las mañanas). Chiste tras chiste consigue que los adultos puedan disfrutar con esta película más incluso que los peques. A todos aquellos, como yo, que se divierten con el uso de elementos del presente llevados a una historia ambientada en tiempos remotos usados como herramienta humorística, van a disfrutar con esta película más que nosotros criticando cualquier trabajo de Eddie Murphy.

Otro buen tanto que se marcan los guionistas es con la creación de la curiosa fauna fantástica y con los espectaculares paisajes merecedores de ser enmarcados.

Podríamos estar hablando de la película de animación del año si no fuera por el largo e innecesario final, y alguna que otra escena o dialogo relleno. No obstante, mírenla sin miedo a aburrirse con una infantilada, pues van a disfrutar y reír con esta moderna familia prehistórica.

Después de esto, estoy esperando ansioso el estreno este año de Turbo, también de DreamWorks.

Valoración (sobre 10): 7

J. Justo Moncho

ha escrito 252 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: