La soga

Título original: Rope
Año: 1948
Duración: 80 min.
País:  Estados Unidos
Director: Alfred Hitchcock
Guión: Arthur Laurents & Hume Cronyn
Música: Leo F. Forbstein
Fotografía: Joseph Valentine & William V. Skall
Reparto: James Stewart, John Dall, Farley Granger, Cedric Hardwicke, Joan Chandler,Douglas Dick, Constance Collier, Dick Hogan
Productora: Warner Bros. Pictures / Transatlantic Pictures
Género: Intriga | Crimen. Basado en hechos reales



Sinopsis

A casa de dos estudiantes van llegando los invitados a una especie de fiesta de fin de curso. El invitado que más temen es su tutor y profesor, un astuto criminólogo que sostiene que el crimen perfecto no existe, aunque ellos se han propuesto demostrar lo contrario. En efecto, con su llegada crece cada vez más la tensión y el nerviosismo de los jóvenes. Y no es para menos, porque tienen un cadáver encerrado en el arcón que sirve de mesa para la cena. (FILMAFFINITY)

 


Crítica por J. Justo Moncho

El maestro del suspense, Alfred Hitchcock, está considerado como el mejor cineasta británico de todos los tiempos, y a lo largo de sus más de 50 películas, en las que no se cansó de experimentar con las cámaras, se convirtió en uno de los padres del cine moderno. Muchas de las técnicas utilizadas hoy en día en cine fueron fruto de este director, por lo que puedo afirmar sin miedo a equivocarme que el cine que conocemos actualmente no existiría si no hubiera sido por Hitchcock.

La Soga podría ser perfectamente una obra teatral, puesto que está rodado todo con un plano secuencia falseado (debido a que las cámaras de la época no le permitían rodar del tirón durante un largo periodo de tiempo) y por eso me rindo a este film, ya que no se me ocurre nada con más mérito que rodar 80 minutos sin apenas parar y se consiga que no haya ningún fallo. Un aplauso para todo el equipo técnico e interpretativo.

La película tiene una trama muy Hitchcock, llena de suspense pero dejando entrever el humor negro del director, a veces un tanto retorcido y gore. Solo él podría aceptar hacer una película que tratase sobre una cena de unos asesinos con la familia de la victima, mientras esta yace muerta debajo de los platos.

Las interpretaciones geniales. James Stewart se nota cómodo con Hitchcock ya que este sacaba lo mejor de él. Pero destaca la actuación sublime de John Dall, manteniendo la calma durante toda la secuencia. Quiero recordar que al estar grabada toda del tirón merecen todos los interpretes mucho respeto, porque el fruto ha sido buenísimo.

Me atrevo a decir que podría ser La Soga su mejor película, si no fuera por aquella obra de arte en la que aparecía un tal Norman Bates.

Valoración (sobre 10): 9

 

J. Justo Moncho

ha escrito 285 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: