Psicosis

Título original: Psycho
Año: 1960
Duración: 109 min.
País:  Estados Unidos
Director: Alfred Hitchcock
Guión: Joseph Stefano (Novela: Robert Bloch)
Música: Bernard Herrmann
Fotografía: John L. Russell (B&W)
Reparto: Anthony Perkins, Janet Leigh, John Gavin, Vera Miles, John McIntire, Martin Balsam,Simon Oakland, Patricia Hitchcock
Productora: Paramount Pictures
Género: Terror. Intriga | Película de culto. Asesinos en serie


Sinopsis

Una joven secretaria, tras cometer un robo en su empresa, huye de la ciudad y, después de conducir durante horas, decide descansar en un pequeño motel de carretera regentado por un tímido joven llamado Norman. Todo parece normal y tranquilo tanto en el apartado motel como en la casa de al lado en la que viven Norman y su madre, pero las cosas no son lo que parecen. (FILMAFFINITY)

 


Crítica por Javi Sólvez (colaborador especial)

Una bofetada en toda regla a la norma que se ha tomado últimamente de “será mejor si es una superproducción”. El hilo original de una extensión innecesaria. Alfred Hitchcock , maestro por excelencia del cine de terror, consigue mantenernos en tensión  con una honrada producción de unos 800.000 dólares, la cual, sin duda,  aprovechó el estado de shock de los espectadores para robar de sus bolsillos ni más ni menos que 50 millones en todo el mundo.

La espectacular actuación de ambos protagonistas (resaltando inevitablemente el papel de Anthony Perkins sobre la también genial Janet Leigh), el excelente guión, la inconfundible música del visionario Bernard Herrmann y el tono grisáceo de las imágenes  forman un film modélico que nos transmite inseguridad y locura. En resumen, la totalidad de este clásico que se debe coger con guantes de latex.

No se puede realizar una crítica sin destacar la escena principal, la cual no se revelará para aquellos desgraciados que no hayan podido catar todavía esta pieza maestra. Al director le bastan  45 segundos para confundirnos y transmitirnos paranoia con los nada menos que 68 planos cortos acompañados de los chillidos escalofriantes de violines, filmados en la ducha estadounidense más famosa de la gran pantalla.

Otro punto importante, el cual no se olvida en ningún momento, es la simple veracidad de todo y la posibilidad de que nosotros mismos nos encontremos con algún que otro Bates en el próximo sitio en el que nos alojemos, que puede parecer una tontería pero reconstruye nuestro mayor miedo.

A pesar de todo esto y para finalizar, se debe marcar la mínima importancia que tuvo este largometraje en los “grandiosos” Oscar, consiguiendo solamente cuatro nominaciones (director, actriz secundaria, fotografía y dirección artística), entre las cuales, ni siquiera se puede avistar el magnífico trabajo de Perkins.


Valoración (sobre 10): 10

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: