Goyas repartidos por Ciempiés


 

Después de cubrir ayer la larga y aburrida gala de los Goya, queremos hacer un repaso de varios premios que no nos encajan, premios que están ahora en una estantería que no le corresponde. Antes que nada deciros que estamos de acuerdo con que la mejor película española de 2014 fue La isla mínimano escribimos esto por despecho, sino porque algo chirría dentro de la academia.

Con las nominaciones tan extrañas de Ocho apellidos vascos a algunos cabezones sin sentido, como el de Mejor Fotografía (tiene fotografía de sitcom español), ya se notaba por dónde iba a ir la gala. La elección de Dani Rovira para presentarla disipó ya todas las dudas, iba a ser una gala en honor a la película más taquillera del año. En el guión estuvo constantemente presente la película, tanto que El Cabeza y El Culebra, protagonistas de El mundo es nuestro y secundarios en Ocho apellidos vascos, les quitaron el puesto a los manchegos de Muchachada Nui en el inciso cómico de la noche, un claro error.

 

Pero hablemos de premios. Como habréis notado, no estamos de acuerdo en ninguno de los reconocimientos a la comedia tan extrañamente taquillera en España. Empecemos por el de Mejor Actor de Reparto, si bien es verdad que Karra Elejalde es lo mejor de la película (el excremento más compacto de todos), aun así no le llegaba ni a la suela del zapato a quien debería haberse alzado con el cabezón, que no es otro que José Sacristán por su papel en Magical Girl.

José Sacristán, en “Magical Girl”, debería haberse alzado con el Mejor Actor de Reparto

Es verdad que en el de Mejor Actriz de Reparto no había mucho nivel, pero es tan verdad como que el papel de Carmen Machi es horrible. No tiene nada para ser premiado. Nosotros se lo habríamos dado a Barbara Lennie por El Niño aunque tampoco haya sido su mejor papel.

David Verdaguer en “10.000 km”, el mejor actor revelación para Ciempiés

Vamos al más polémico y que a los fanboys va a cabrear: ¿Dani Rovira tiene un Goya? ¡¿Pero esto qué broma es?! A mí personalmente es un tío que me cae bien y me hace reír, pero no nos engañemos, no es buen actor. En su película tenía un papel malo y lo hizo peor. En cambio, este año ha surgido un monstruo de la interpretación y así se le ha reconocido en otros premios, y su nombre es David Verdaguer. El actor de 10.000 km. ha demostrado tener un gran potencial y futuro, algo que los señores de la academia no han querido ver claramente para seguir con su personal homenaje a Ocho apellidos vascos.

Carlos Vermut tras ganar la Concha de Oro su “Magical Girl” y la Concha de Plata a mejor director en el Festival de San Sebastián

Como siempre, todos los premios son discutibles, hay muchos puntos de vista distintos, pero hemos querido hacer hincapié en los más chirriantes. Y por eso queremos hacer una mención especial al olvido de la academia de la múltiplemente galardonada Magical Girl. La cinta de Carlos Vermut se merecía llevarse alguno de los tres grandes premios, nosotros apostábamos por el de Mejor Guión Original (aunque esperemos ver a nuestro querido Carlos recogiendo pronto un Mejor Director). Pues no ha sido así, a pesar de haberse hecho con la Concha de Oro del Festival de San Sebastián. Aun así, recomendamos ver la película Magical Girl pues, pese no haber sido reconocida anoche, es sin duda de lo mejor del pasado año.

Redaccion CM

ha escrito 28 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: