Spin-off

Hablamos de spin-off cuando nos referimos a un producto derivado de otro. Esto en cine y televisión se traduce como “coger un personaje y hacer otra película/serie sobre él”, casi siempre para exprimir una idea que les haya hecho ganar mucho dinero. Por el cine, sin pena ni gloria, han aparecido varios a lo largo de los últimos años, como en el caso de Elektra, derivada de Daredevil, X-Men Orígenes: Lobezno, derivada de X-Men, El Gato con Botas, derivada de Shrek, El Rey Escorpión, derivada de La Momia, o la simpática al lado de las anteriormente mencionadas: Jay y Bob el silencioso cotraatacan, derivada de Clerks (además del resto de universo de Kevin Smith). Los casos más recientes los encontramos en Si fuera fácil, protagonizada por el personaje que interpreta Paul Rudd en Lío embarazoso, y Prometheus, fallida “precuela” de Alien: el octavo pasajero.

 

Aunque, sin duda, es en la televisión donde encontramos el auge de este formato/estrategia comercial. Empezando por Ángel ese spin-off fantástico que bebía de la serie b y utilizaban Carioca para los maquillajes de los espeluznantes seres de inframundo que también pudimos ver en la serie original de la que surgió: Buffy cazavampiros. 

Los sitcom quizá sean los productos que más apostaron por este formato. La insoportable Joey no tenía nada de Friends como recordareis, pero en nuestras pantallas aguantó durante dos temporadas (mucho me parece). La versión española la encontramos en la duradera Aída, derivada de Siete Vidas. También algunos recordareis la poco exitosa A tortas con la vida, un subproducto que nunca debería haber visto la luz el cual estaba protagonizado por personajes secundarios de Aquí no hay quien viva. Pero, sin duda, la más exitosa de todas fue Frasier que surgió de la también aclamada Cheers (la americana, la versión española jamás debería haber existido).

Aida-comedia-espanola-historia-television_MDSIMA20131018_0362_7

 

Dentro de la animación no han apostado mucho por hacer series derivadas, los casos más recordados son el de Timón y Pumba, la serie basada en los personajes de El rey león, y la actual El show de Cleveland, protagonizada por el personaje homónimo de Padre de familia.

¿Qué ejemplos podemos encontrar actualmente? Sin duda, los más sonados en estos momentos son Bates Motel, derivada de la película Psicosis, y Hannibal, derivada de las películas El silencio de los corderosEl dragón rojo, Better call Saul, derivada de Breaking Bad, entre otras. No obstante, la que destaca entre todas es Fargo la serie multigalardonada basada en la película homónima.

1g5XrdB

J. Justo Moncho

ha escrito 269 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: