Aldo Ray

El universo cinéfago de Quentin Tarantino se mueve por los lugares más insospechados, pequeños detalles que hacen referencia a películas, series o personajes relegados al olvido, o que gracias a su ayuda son recuperados y reciclados para la creación de otros personajes geniales con el sello Tarantino. Uno de estos personajes es Aldo Raine, “El Apache”, al que dio vida Brad Pitt en Inglourios Basterds, y que es un homenaje a al actor Aldo Ray, famoso por interpretar a militares, vaqueros o todo tipo de personajes duros. Esta es su historia…

Nacido como Aldo DaRe en Pen Argyl (Northampton County, Pennsylvania) un 25 de noviembre de 1926. Descendiente de familia italiana, sirvió en la Marina de los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, testigo directo de la batalla de Okinawa, el mayor asalto anfibio de la Guerra del Pacífico.

Pasó fugazmente por la Universidad de California en Berkeley y se mudó a Crooked (California) con su primera esposa, con la que tuvo una hija, Claire.

Mientras servía como agente de policía en la ciudad californiana, fue con su hermano Guido a una audición para la película Saturday’s Hero, de David Miller, quien se interesó más por Aldo que por su hermano, la historia cuenta que por su voz, y lo contrató para un pequeño papel de cínico jugador de fútbol universitario, junto a dos estrellas de la época como John Derek y Donna Reed. Tras el estreno del film, los estudios Columbia le ofrecieron un contrato exclusivo a pesar de su inexperiencia, y así Aldo aparecería en varias películas bajo su nombre artístico, Aldo Ray.

MV5BMTgzNjk5NDc0N15BMl5BanBnXkFtZTcwNDQ5NTUwOA@@._V1._SY314_CR12,0,214,314_[1]

De aspecto fornido, cuello grueso y voz ronca, era ideal para papeles de hombre rudo y seductor no tardó en ascender al estrellato. En su segunda película, Chica para matrimonio (George Cukor,1952) apareció junto a Judy Holliday. Y ese mismo año, de nuevo bajo las órdenes de Cukor, compartió pantalla con Spencer Tracy y Katharine Hepburn en La impetuosa, con un papel que le valió la nominación a los Globos de Oro a la nueva estrella revelación. Premio que se llevó finalmente un joven llamado Richard Burton por Mi prima Raquel. La carrera de Aldo estaba en ascenso, y un año después, el presidente de Columbia Pictures, Harry Cohn, propuso a Ray para el papel del soldado Robert Prewitt en De aquí a la eternidad, pero el director del film, Fred Zinnemann, se decantó por un ya asentado en Hollywood, Montgomery Clift.

A pesar de ello, y de su divorcio con Shirley Green, Ray comenzó su mejor periodo, precedido de otro matrimonio con la actriz Jeff Donnell, quien interpretó a la tía May Parker en la película para TV “The Amazing Spider-Man” en 1977, y de la que se separaría también en 1956.

la bella pacifico
Aldo Ray y Rita Hayworth en “La bella del Pacífico” (1953)

Compartió pantalla con Rita Hayworth y José Ferrer en La bella del Pacífico (Curtis Bernhart, 1953), con Jane Wyman y Ray Milland en Amor a medianoche (Alexander Hall, 1953) y con Humpphrey Bogart, Meter Ustinov y Joan Bennet en No somos ángeles (Michael Curtiz, 1955). Durante esta época trabajó en la radio como locutor para un programa musical de la WNDR en Siracusa, Nueva York.

En su retorno a Hollywood en 1957, comenzó el periódo más activo de su carrera, con once películas en once años, después de su famosa aparición en The Ford Show de Tennesse Enrie Ford de la NBC. Durante este tiempo trabaja a las órdenes de directores de la talla de Raoul Walsh, en Los desnudos y los muertos (1958), o Anthony Mann, en La pequeña tierra de Dios (1958), la que fue su mejor interpretación.

berets-verts-1968-07-g
Aldo Ray posando como un “boina verde”.

En los ’60, más encasillado aún en papeles de duro seductor de voz grave, intervino en varias series de Tv, como Riverboat o un episodio de Bonanza, además de dos pilotos que no llegaron a nada. En cine, El robo del Banco de Inglaterra (John Guillermin, 1960) junto a Peter O’Toole,¿Qué hiciste en la guerra, papi? (Blake Edwards, 1966) con James Coburn, Una bala para el diablo (Burt Kennedy, 1967) junto a Henry Fonda, y, por supuesto, su papel de Sargento Muldoon en Boinas Verdes (John Wayne, Ray Kellogg, 1968) son los films más destacados de esta época.

Volvió a casarse en 1960 con Johanna Bennet, directora de casting que bajo el nombre de Johanna Ray, pese a haberse divorciado de él en 1967, ha colaborado con directores como Quentin Tarantino en las dos partes de Kill Bill (2003 y 2004) e… Inglourious Basterds (2009), …guiño, guiño… Aunque más a menudo con David Lynch, que para la televisiva Twin Peaks y la posterior película contó con su hijo, Eric DaRe, que todos los fans de la serie recordarán como el inquietante Leo Jonson.

A partir de los ’70, la carrera de Aldo Ray comienza a desinflarse, apareciendo en subproductos y películas de serie b, como No profanar el sueño de los muertos (Jorge Grau, 1974) o Prision Ship (Fred Olen Ray, 1986), e incluso una película pornográfica Sweet Savage (Ann Perry, 1979), aunque sin intervenir en ninguna escena comprometida.

Hasta_la_muerte-582714841-large
Cartel de “Hasta la muerte” (1991), donde se puede ver a Aldo Ray por última vez.

Su última aparición fue en Hasta la muerte (Mark Freed, 1991), en el mismo año que murió a causa de un cáncer de garganta en su casa de Martinez (California).

Gabriel Martínez Ruibal

Gabriel Martínez ha escrito 143 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: