Malviviendo


Hay mucha gente que dice que lo mejor llega sin avisar. Quizá ocurriese lo mismo cuando David Sainz (director, guionista y creador de la serie) decidió grabar y subir a Youtube un primer capítulo piloto para demostrar las capacidades mismas y de su equipo. Malviviendo se podría describir como una serie web “improvisada” de bajo presupuesto que narra las aventuras de un grupo de amigos no muy recomendables en “Los banderilleros”, barrio ficticio de Sevilla donde abundan los yonkis y las aventuras.

Si bien es cierto que la primera temporada goza de menos medios que las dos últimas ésta nos engancha gracias a la cuidada dirección, montaje, producción y al pegajoso guion que nos entretiene minuto tras minuto con su humor negro. No todos los días nos cruzamos con un cleptómano que sufre narcolepsia,  un excombatiente (solo en la mente de “el Kaki”) gruñón, un príncipe de la droga patoso y un “estudiante” canario que no tiene nada mejor que hacer.

La serie apenas nota la presencia de actores no profesionales entre sus filas ya que, quizá es lo que da ese toque de familiaridad y “buen rollo”. Desde un primer momento se nota que todo lo que se hace se está haciendo con ilusión y dedicación, siempre entre amigos.

3

Una de las firmas de Malviviendo son las cabeceras personalizadas de cada capítulo, entre las que destacan las personalizaciones de series como Dexter, Sexo en Nueva York, Misfits o Cómo conocí a vuestra madre. Y no solo en las intros, sino que detrás de muchos de sus argumentos se esconden pequeños guiños a otros clásicos ya no solo de la televisión, sino también del cine.  Se cuidan detalles como la conexión entre capítulos y la insistente aparición de un melón que aparece en cada capítulo (algo así como el caracol de Hora de aventuras).

Otro de los grandes fuertes de esta serie web es la cantidad de cameos con los que nos sorprende, contando con celebridades como Juan y medio, Zatu (SFDK),  Josh Radnor (Ted Mosby) y famosillos quizá no tan reconocidos pero sí graciosos como la participación de Tito MC.

En conclusión, una serie infravalorada tanto por los espectadores como por las cadenas de televisión que goza de frescura y de un equipo envidiable. Quizá haya logrado un éxito nada proporcional a lo que realmente vale. Personajes únicos, música muy acorde, dirección magistral y final más que adecuado (tanto por el cómo se termina como por el cuándo se decide terminar) para finalizar de una manera sobresaliente.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: