“The walking dead”, la serie zombi por excelencia.

Yo no sabría cómo escribir una buena serie de zombis, solo sé que ésta no es una buena serie de zombis. Todo el mundo conoce The Walking Dead, incluso apostaría por que mi madre incluso la conoce. Es una serie que no ha sido seguida desde un principio, pero que inexplicablemente ahora aparece un gran público esperando los nuevos capítulos de esta serie.

Si fuese buena lo entendería, pero a mi parecer, esta serie pinta mal desde la segunda temporada. A la primera le podemos dar algo de oxigeno porque es la primera, porque no conocemos realmente a todos los personajes, porque simplemente está preparando el terreno… pero tras la temporada en la que se pasan “haciendo la nada” en una granja, para mi esta serie ha sido malísima. Una temporada en la que realmente no ocurre nada, solo conversaciones vacías que pueden entrever que va a pasar algo pero en la que no ocurre absolutamente nada. Un tremendo fiasco.

385cecc7-7877-41ae-bcdb-a5fff9249c91

Las acciones de los personajes en muchos casos (como en muchas películas de este género) rozan lo estúpido. Volviendo la vista atrás, en la segunda temporada intentan sacar a un zombi hinchado de un pozo para poder seguir bebiendo. Es decir, ¿a quién coño se le ocurre hacer eso? Una suerte que en el intento el zombi se destroce y vaya… una pena, ya no podremos beber de este agua que parecía tan pura.

Intentan introducir momentos dramáticos pero no lo consiguen. Da igual que se muera una niña, que se muera un perro o un lisiado. Consiguen lo imposible, insensibilizar al público de una manera increíble.

Respecto a los actores, nada bueno que destacar. El protagonista (Rick Grimes) lo arregla todo con un tiro y lo mismo en un capítulo está loco que está organizando todo. El único que puede llegar a ser destacable a mi parecer sería el personaje de Daryl Dixon, tanto el personaje como el actor (Norman Reedus), el cual le puede meter algo de calidad a la serie. De todas maneras, y sintiéndolo mucho por el actor, no merece la pena esperar para ver si le dan algo de protagonismo.

El esquema de la serie es predecible y sencillo, demasiado sencillo. Se tiran toda la temporada con conversaciones sobre otros supervivientes y esquivan algunos problemillas con algún que otro zombi. Al final de temporada aparece una super invasión de zombis que les obliga a dejar el lugar y encontrar otro (aquí es cuando aprovechan para cargarse a media plantilla de actores para no renovar contrato).

En conclusión, malísima. No tiene ni dirección, ni fotografía, ni guión, ni actores, ni música, aunque hay que admitir que hacer una serie sobre este género es difícil. ¿Algo bueno de la serie? El maquillaje. Yo mismo la esperé con muchas ganas cuando empezó en su momento, pero no pude aguantar más de cuatro temporadas.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

  • Supongo que sobre gustos no hay nada escrito, pero partiendo de esa base, creo que esta crítica es desacertada, tanto en forma/planteamiento como (y creo que en consecuencia) en contenido (o a lo que quieres llegar con ella).

    Todo el mundo conoce TWD, es cierto, y no es en balde. La primera temporada, que identificas como preparatoria, es considerada por críticos de todo el mundo como la mejor hasta la fecha: por el cambio de director en cada capítulo, el frenetismo de cada capítulo, la brevedad de la temporada en sí, la historia que se abría ante el espectador y la falta de información que se presenta ante este. Y a partir de ahí se desarrolla el mundo, los personajes, y en definitiva la historia, que no es ni más ni menos que las de unos supervivientes, y creo que es un error esperar más de ella.

    Precisamente por esta primera temporada los que nos aficionamos a la serie esperábamos más y mejor de las siguientes, pero no ha sido así. No mejor, desde luego, pero para nada “malísima” (volviendo al punto citado al principio del comentario).

    Sea como sea, son puntos de vista, pero creo que el planteamiento de esta crítica está mal hecho desde el momento en el que, en tu primer enunciado dices: “[…] solo sé que ésta no es una buena serie de zombis” para más adelante constatarlo con “[…] a mi parecer, esta serie pinta mal desde la segunda temporada.”, “Intentan introducir momentos dramáticos pero no lo consiguen”, “El esquema de la serie es predecible y sencillo, demasiado sencillo.” o “En conclusión, malísima. No tiene ni dirección, ni fotografía, ni guión, ni actores, ni música […]”. Esto, que a priori pueden parecer argumentos de peso, no son sino gustos personales, que respaldados con argumentos sólidos podrían tener el suficiente peso como para hacer creer a una persona que tus gustos trascienden de eso, y pasan a ser razones.

    Ojo, ni soy crítico, ni critico. Te hablo, en primer lugar, como fan de la serie (gusto que no ha salido de la nada, por cierto) y, después, como persona ajena a tus críticas, que lee por primera vez una en la que se acusa aspectos concretos sin, al menos bajo mi punto de vista, suficientes argumentos que respalden esas acusaciones.

    Un saludo desde el otro lado del barrio 🙂

  • Supongo que sobre gustos no hay nada escrito, pero partiendo de esa base, creo que esta crítica es desacertada, tanto en forma/planteamiento como (y creo que en consecuencia) en contenido (o a lo que quieres llegar con ella).

    Todo el mundo conoce TWD, es cierto, y no es en balde. La primera temporada, que identificas como preparatoria, es considerada por críticos de todo el mundo como la mejor hasta la fecha: por el cambio de director en cada capítulo, el frenetismo de cada capítulo, la brevedad de la temporada en sí, la historia que se abría ante el espectador y la falta de información que se presenta ante este. Y a partir de ahí se desarrolla el mundo, los personajes, y en definitiva la historia, que no es ni más ni menos que las de unos supervivientes, y creo que es un error esperar más de ella.

    Precisamente por esta primera temporada los que nos aficionamos a la serie esperábamos más y mejor de las siguientes, pero no ha sido así. No mejor, desde luego, pero para nada “malísima” (volviendo al punto citado al principio del comentario).

    Sea como sea, son puntos de vista, pero creo que el planteamiento de esta crítica está mal hecho desde el momento en el que, en tu primer enunciado dices: “[…] solo sé que ésta no es una buena serie de zombis” para más adelante constatarlo con “[…] a mi parecer, esta serie pinta mal desde la segunda temporada.”, “Intentan introducir momentos dramáticos pero no lo consiguen”, “El esquema de la serie es predecible y sencillo, demasiado sencillo.” o “En conclusión, malísima. No tiene ni dirección, ni fotografía, ni guión, ni actores, ni música […]”. Esto, que a priori pueden parecer argumentos de peso, no son sino gustos personales, que respaldados con argumentos sólidos podrían tener el suficiente peso como para hacer creer a una persona que tus gustos trascienden de eso, y pasan a ser razones.

    Ojo, ni soy crítico, ni critico. Te hablo, en primer lugar, como fan de la serie (gusto que no ha salido de la nada, por cierto) y, después, como persona ajena a tus críticas, que lee por primera vez una en la que se acusa aspectos concretos sin, al menos bajo mi punto de vista, suficientes argumentos que respalden esas acusaciones.

    Un saludo desde el otro lado del barrio 🙂

  • Supongo que sobre gustos no hay nada escrito, pero partiendo de esa base, creo que esta crítica es desacertada, tanto en forma/planteamiento como (y creo que en consecuencia) en contenido (o a lo que quieres llegar con ella).

    Todo el mundo conoce TWD, es cierto, y no es en balde. La primera temporada, que identificas como preparatoria, es considerada por críticos de todo el mundo como la mejor hasta la fecha: por el cambio de director en cada capítulo, el frenetismo de cada capítulo, la brevedad de la temporada en sí, la historia que se abría ante el espectador y la falta de información que se presenta ante este. Y a partir de ahí se desarrolla el mundo, los personajes, y en definitiva la historia, que no es ni más ni menos que las de unos supervivientes, y creo que es un error esperar más de ella.

    Precisamente por esta primera temporada los que nos aficionamos a la serie esperábamos más y mejor de las siguientes, pero no ha sido así. No mejor, desde luego, pero para nada “malísima” (volviendo al punto citado al principio del comentario).

    Sea como sea, son puntos de vista, pero creo que el planteamiento de esta crítica está mal hecho desde el momento en el que, en tu primer enunciado dices: “[…] solo sé que ésta no es una buena serie de zombis” para más adelante constatarlo con “[…] a mi parecer, esta serie pinta mal desde la segunda temporada.”, “Intentan introducir momentos dramáticos pero no lo consiguen”, “El esquema de la serie es predecible y sencillo, demasiado sencillo.” o “En conclusión, malísima. No tiene ni dirección, ni fotografía, ni guión, ni actores, ni música […]”. Esto, que a priori pueden parecer argumentos de peso, no son sino gustos personales, que respaldados con argumentos sólidos podrían tener el suficiente peso como para hacer creer a una persona que tus gustos trascienden de eso, y pasan a ser razones.

    Ojo, ni soy crítico, ni critico. Te hablo, en primer lugar, como fan de la serie (gusto que no ha salido de la nada, por cierto) y, después, como persona ajena a tus críticas, que lee por primera vez una en la que se acusa aspectos concretos sin, al menos bajo mi punto de vista, suficientes argumentos que respalden esas acusaciones.

    Un saludo desde el otro lado del barrio 🙂

    • Bueno como dices tú Iván, supongo que sobre gustos no hay nada escrito. Esta es mi critica, no profesional (ni mucho menos) pero una crítica de alguien que fue fan alguna vez no muy lejana y se ha llevado una decepción muy grande. No me he leído el cómic, dicen que es mucho mejor. En cuanto a mi texto, creo que refleja bastante bien qué no me gusta. Las conversaciones me parecen vacías, no son de esas que dan espacio a la reflexión. El argumento es predecible y más cuando has visto unas cuantas temporadas. Los personajes evolucionan pero me parecen muy artificiales esas evoluciones. La dirección no es buena y por mucho que digan los expertos, a mi me parece bastante mala. Una serie bastante sobrevalorada. Quizá insisto demasiado en ello porque me molesta que series como esta estén por los cielos y otras tantas muchísimo mejores estén en el rincón desconocido.
      Un saludo y “aveh cuando teinvita a argo”.

  • Pingback: Guía de introducción al cine de zombies | Ciempiés Films()

  • Pingback: Guía de introducción al cine de zombies – Ciempiés Magazine()

  • Pingback: El último hombre en la Tierra – Ciempiés Magazine()

A %d blogueros les gusta esto: