Hipócrates


Título original: Hippocrate
Año: 2014
Duración: 102 min.
País:  Francia
Director: Thomas Lilti
Guión: Pierre Chosson, Baya Kasmi, Julien Lilti, Thomas Lilti
Música: Jérôme Bensoussan, Nicolas WeilFotografíaNicolas Gaurin
Reparto: Vincent Lacoste, Reda Kateb, Félix Moati, Jacques Gamblin, Marianne Denicourt,Carole Franck, Philippe Rebbot
Productora: 31 Juin Films
Género: Comedia. Drama | Medicina. Comedia dramática


Sinopsis:

Benjamin está destinado a ser un gran doctor, pero su primera experiencia como médico residente en el hospital donde trabaja su padre no sale como él esperaba. La práctica se revela mucho más compleja que la teoría y la responsabilidad es aplastante. Además, su compañero de trabajo Abdel, un médico extranjero, tiene mucha más experiencia que él. Benjamin tendrá que enfrentarse cara a cara con sus límites y sus miedos, así como los de sus pacientes y sus familiares, los médicos y sus compañeros residentes. (FILMAFFINITY)


 


Crítica por Marisol Talaya

El cine sensacionalista está de moda, y la medicina tiene los ingredientes perfectos para ello. La etapa del residente de medicina está para aprender no sólo teoría, sino también a enfrentarse a la realidad de la profesionalidad médica. Benjamín, como todo residente, intenta hacerlo de la mejor forma, viéndose superado en múltiples ocasiones por la subjetividad y las injusticias de su alrededor.

hipocrates
Los dos protagonistas en un descanso de su trabajo.

Vicent Lacoste tenía una gran tarea por delante, pero su cara de perplejidad insípida no es del todo convincente; mientras, Reda Kateb hace un correcto papel, sin más. Quizá la dificultad viene precedida de personajes con fondo aparente, pero desde luego que ellos no han sabido sacarle el mayor partido.

Por si acaso el elenco de actores no lo hacía del todo bien, la escenografía debía ser espectacular, y vaya si lo es: 100 minutos en un hospital. En fin…

La sanidad, tanto o más como cualquier campo profesional, está llena de situaciones donde la profesionalidad y la subjetividad echan un pulso sin tregua. Muchas de las situaciones que refleja el filme ocurren diariamente en un hospital, pero el manejo de ellas se aleja en gran medida del que vemos en la pantalla. A pesar de las notables mejoras, la intención final de la película es buena, de ahí el título. El contenido del juramento hipocrático es de carácter ético, para guiar a los trabajadores del área de la salud en su práctica clínica en la responsabilidad del ser humano y la conciencia de ella. No comparto el enfoque que el director ha querido darle a las escenas, pero la crítica final sobre la lucha por lo que creemos justo en base a nuestra conciencia y profesionalidad está muy bien conseguida.

Hipócrates no es una película para ver un domingo por la tarde mientras comes pipas, ni tampoco para profesionales de la sanidad que no sepan encajar alguna crítica o quieran despejarse de su trabajo en su tiempo libre. Sólo es una película que te da los argumentos necesarios para construir tu propia opinión y hacer crítica según tus valores. Aceptable.

                                                                                                                                                              Valoración (Sobre 10): 5

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 479 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: