Series canceladas sin nuestro consentimiento


 El mundo de la televisión y sus ficciones, a diferencia que el de la gran pantalla, es un negocio semanalmente puesto a prueba, un negocio sin piedad donde no se permiten los días malos. En el cine puede darse el caso de que vayas a ver una película con segunda parte pero que debido al fracaso en taquilla que supuso la primera, decidieron cancelar la producción de una secuela. De todos modos, lo normal es que esa primera película haya tenido su introducción, nudo y desenlace. Pocas productoras tienen la mala leche de dejar un “final” abierto a secuela si no tienen una seguridad del 95% de que va a ser un éxito y sí habrá segunda parte.

En la televisión no se pueden permitir ese lujo. Si una cadena compra una serie de 14 capítulos y tras los tres primeros no consiguen los índices de audiencia esperados, ten por seguro que no emitirán un cuarto capítulo. Y, obviamente, te han dejado la serie totalmente inconclusa, esperando, digo yo, que el espectador se imagine lo que hubiera sucedido después.

Es un juego bastante cruel que incita a no empezar a ver series que no hayan acabado. Parece una tontería, pero es la mejor opción (aunque vivirás hasta que acabe la temporada pendiente de no chocar con los temidos spoilers). No obstante, si todo el público hace esto la serie no tiene audiencia, la cancelan al tercer capítulo y nunca se cerrará para que la puedas ver. Un círculo vicioso.

De esta forma se han perdido grandes obras, sí es verdad que muchas más que lo han hecho se lo merecían, y queremos hoy rendir un homenaje a estas series que nos abandonaron sin el consentimiento de los fans. Ficciones de televisión con muchos seguidores, convertidas en series de culto, que no lograron escapar de la tijera de la cadena.

Utopía


 Una de las series más valientes y bien definidas de los últimos años, la británica Utopía nos mostraba con su estética muy propia de novela gráfica una trama de conspiraciones muy bien escrita con unos personajes perfectamente construidos. Destacaba por su preciosa y cuidada fotografía, así como, algo muy propio de las ficciones europeas, su poco reparo en mostrar la violencia tal cual es, sin llegar a buscar el morbo ni el gore.

Y si no fuera poco con la historia narrada sobre conspiraciones de empresas farmacéuticas y gobiernos para “acabar” con la humanidad, la serie fue cancelada a la vez que “casualmente” se hacían más mediáticos los casos de Ébola en Europa y EEUU. Vale, es verdad que cada semana iban perdiendo más y más audiencia, pero pensar que la trama traspasa la pantalla es más divertido.

¿Se puede ver? Sí, sin duda. Son dos temporadas cuyos nudos principales se han cerrado y los cabos sueltos son más prescindibles que los que se dejaron grandes series cerradas con “éxito” como Perdidos.

Kyle XY


 Thriller de ciencia ficción muy original que mezclaba el suspense, la acción y ciertas características propias de obras de superhéroes con tramas más para todos los públicos como románticas y familiares. Muy adictiva pero la catastrófica segunda temporada la hizo pasar inevitablemente a mejor vida.

Eso sí, esta serie no fue cancelada, simplemente se optó por no renovar. El problema viene cuando la productora confiada dejó tanta historia en el aire para continuarla en otras temporadas. No pudo ser.

¿Se puede ver? Bueno, está complicado. Recomiendo que veáis la primera temporada y ya, sabiendo de antemano que vas a quedarte con mucho por descubrir. No obstante, si decides seguir viendo las otras temporadas vas a encontrarte con cada vez más y más casos que no se cerrarán y la historia irá perdiendo fuerza hasta el punto que puede que decidas dejar de verla tú mismo.

Flashforward


 La serie llamada a cubrir el espacio que dejaba el final de Perdidos, trataba sobre un agente que investigaba el desmayo general de la población mundial durante 2 minutos y 17 segundos simultáneos, tiempo en el que pudieron ver todos imágenes de lo que harían 6 meses después. Es decir, una visión colectiva del futuro.

Basada en la novela homónima de Robert J. Sawyer, la serie tenía todos los elementos propios de una buena obra de intriga y suspense, pero por algún motivo no consiguió enganchar lo suficiente a los espectadores, así que tras finalizar la primera temporada se optó por cancelarla. Una pena porque era una de las series comerciales más interesantes de aquella época.

¿Se puede ver? Por desgracia no. Se puede ver para saber lo que era, pero no cierran absolutamente nada y te quedas como si lees las primeras cien páginas de una novela de seiscientas y pierdes el libro.

Flaman


 Ya lo hemos dicho varias veces, y no nos cansamos de pelotearles, pero la productora independiente Diffferent Entertainment es actualmente la que mejores obras saca a la luz en España, y esta serie no iba a ser menos. Trata sobre la vida de un cani que descubre que tiene poderes y, junto a sus nuevos amigos frikis, decide emprender una carrera como superhéroe.

Esta respuesta española a series como Héroes Misfits, incluso bofetada a la poco original compatriota Los Protegidos, es tan divertida como el buque insignia de la productora: Malviviendo. Está repleta de chistes de la cultura cinematográfica y televisiva, así como de internet y del mundo del cómic, de los cuales disfrutará cualquier espectador que esté en contacto con ese universo.

Una pena que Canal Sur no la renovara pues apuntaba muchas maneras y deja al espectador con la sensación de haberse quedado huérfano.

¿Se puede ver? Yo recomiendo su visionado sin duda pero advierto desde ya que el final queda muy abierto a una segunda temporada que jamás se llevó a cabo. No obstante, eso no impedirá que pases buenos ratos entre carcajadas.

Freaks and Geeks


 Serie que contaba las divertidas vivencias de un instituto y las relaciones entre los, como el nombre indica, frikis y cerebritos. Desde su estreno recibió muy buenas críticas y se convirtió en serie de culto al instante. De ella han salido muchas de las caras más conocidas de la comedia norteamericana como James Franco, Jason Segel o Seth Rogen.

Tras 12 episodios fue cancelada por la NBC, pero las quejas de los fans hizo que la cadena se lo replanteara y volviera a emitirla. Duró 3 capítulos más para finalmente desaparecer por completo.

¿Se puede ver? Sí, no tiene una trama fuerte que abarque varios capítulos, una historia a la larga, sino más bien cada capítulo va por su cuenta.

Firefly


 

 La serie de ciencia ficción más original de la última década. Mezclaba a la perfección el género espacial de naves y planetas, con aspectos más propios de los westerns. Firefly fue dirigida por Joss Whedon (Los Vengadores) y, al igual que sus otras series Buffy Cazavampiros Ángel, está repleta de momentos cómicos bien intercalados entra grandes dosis de acción.

Esta serie es una auténtica joya que unió a críticos y espectadores en sus opiniones, destacando la genial construcción de los personajes, pero que no la salvaron de ser retirada de la programación. No obstante, tras una campaña por parte de los fans para que regresara la obra, se sacó a la venta la primera temporada acabada, pues en la tv no dio tiempo a emitir los episodios finales, además que Joss Whedon se preocupó en sacar varios cómics y una película, Serenity, para dar el final a Firefly que los fans merecen.

¿Se puede ver? No es que se pueda, es que debería ser de obligado visionado pues con el currazo que se pegó Whedon para no dejar a los fans desamparados, es obvio que el universo de la serie, cómics y película haya tenido un final óptimo y merecido. Absolutamente admirable el comportamiento del director.

Y un caso curioso: Los hombres de Paco


 Pensareis que estoy de broma o loco por meter esta serie de 9 temporadas en un reportaje sobre series canceladas a destiempo e injustamente. Pues no, pocos lo recuerdan pero tras 8 capítulos la serie española fue cancelada por Antena 3. Una vez más, las quejas de los fans hicieron que la cadena le diera una segunda oportunidad apostando más fuerte por ella, dándole más publicidad, lo que se tradujo en grandes cifras de audiencia y eso, 9 temporadas.

No obstante, lo que volvió no fue exactamente la misma serie. Los primeros ocho capítulos que se pudieron ver eran de una serie llena de humor negro, algo novedoso en la programación de las grandes cadenas privadas, con tramas gamberras que se abrían y cerraban en cada capítulo. El problema es que Antena 3 decidió hacer algunos cambios para que su regreso les compensara y fue cuando empezaron los culebrones amorosos y los dramas, algo que no merecía esa primera serie cancelada.

Bueno, por lo visto gustó más al público así, siendo un calco de cualquier otra serie española. De todos modos, recomiendo que busquéis y veáis esos primeros capítulos tan divertidos, para que podáis comparar con esa otra Los hombres de Paco que duró 8 temporadas en lugar de 8 episodios.

J. Justo Moncho

ha escrito 269 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: