The Artist


Título original: The Artist
Año: 2011
Duración: 100 min.
País:  Francia
Director: Michel Hazanavicius
Guión: Michel Hazanavicius
Música: Ludovic Bource
Fotografía: Guillaume Schiffman (B&W)
Reparto: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, James Cromwell, John Goodman, Penelope Ann Miller, Missi Pyle, Malcolm McDowell, Joel Murray, Ed Lauter, Beth Grant, Bitsie Tulloch, Ken Davitian, Bill Fagerbakke, Katie Nisa
Productora: Wildbunch / La Petite Reine / Studio 37 / La Classe Américaine / JD Prod / France3 Cinéma / Jouror Production / uFilms
Género:Comedia. Drama. Romance | Melodrama. Cine dentro del cine. Años 20. Años 30.Gran Depresión. Cine mudo
Web oficial: http://weinsteinco.com/sites/the-artist/


Sipnosis

Hollywood, 1927. George Valentin es una gran estrella del cine mudo a quien la vida le sonríe. Pero con la llegada del cine sonoro, su carrera corre peligro de quedar sepultada en el olvido. Por su parte, la joven actriz Peppy Miller, que empezó como extra al lado de Valentin, se convierte en una estrella del cine sonoro.


¡Viva el cine!

Una imagen vale más que mil palabras. Eso es lo que debió pensar Hazanavicius cuando se le ocurrió realizar esta preciosa obra llena de valentía y energía. Un canto al cine mudo y clásico de la época, desmarcándose del cine pop-comercial que inunda las pantallas de los cines.

artis53--644x362
Va por ustedes

Muda y en blanco y negro. Esa fue la excusa más barata que esbozaba la crítica del público. No debieron darse cuenta de que, junto con la entrada, les estaban ofreciendo caviar para los cinco sentidos. Un manjar que pocos degustaron.

Este manjar nos es nada menos que una maravilla visual y escenográfica. Fluida y divertida a la vez que nostálgica y perversa, dejando un claro mensaje a la industria del cine. Sabe entender la esencia del cine mudo y utilizar sus virtudes con propiedad, aprovechando el poder de la imagen para hacer reír, para emocionar, para robar el interior de unos personajes con los que se conecta de forma inmediata. No es nada fácil conseguirlo pero Hazanavicius lo ha conseguido, y con nota. La historia fluye con naturalidad y consigue escenas de una brillantez poco habitual, como ese momento en el que los protagonistas repiten la misma escena, capaz de transmitir tanto con tan poco.

Todo se desarrolla en un silencio que denota talento y sencillez, haciendo que Jean Dujardin brille en el escenario con ritmo y expectación. Tiene una química increíble, como si la película se hubiera rodado especialmente para él: ha barrido hasta las motas de polvo de los festivales y conectando con el público desde el inicio hasta final. Peppy Miller está deliciosa como la joven actriz que poco a poco va triunfando en la industria cinematográfica. Muy aceptables y graciosos los cameo de Malcon McDowell y John Goddman.

img_5
Mi leche-plus camarera

En definitiva, es bonito que Hazanavicius nos recuerde los origines del cine, dando un homenaje a aquellos cineastas que tanto nos hicieron disfrutar y llorar, regalándonos obras para el recuerdo. La tarea era difícil, pero ha sabido manejar la situación con talento y gran maestría y nos ha dejado esta delicia complicada de encontrar en estos tiempos dominados por los efectos especiales y los remakes de Hollywood. Una joya que trasmite su amor hacia el séptimo arte.

Valoración (sobre 10): 9

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 524 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: