Consejos para comprar una buena edición en DVD o Bluray


Comprar una película en DVD o en Bluray es, a priori, una tarea sencilla. Simplemente coges la película y te la llevas a casa. Pero siempre debemos de tener en cuenta una serie de puntos que nos garanticen que es la edición perfecta y que el dinero que invertimos en el producto no sea tirado a la basura. A continuación os vamos a dar una serie de consejos para que la edición que te lleves a casa sea la más completa.

Siempre debemos fijarnos en que aparezca el logotipo de la distribuidora en la caja de la película. Muchas películas son lanzadas al mercado sin el logo de donde procede. Normalmente las distribuidoras donde éste no aparece suelen ser piratas y, la mayoría, ilegales. El logo suele estar dibujado en la carátula frontal, en el canto y en la parte trasera.

Debemos fijarnos bien en la carátula que se nos presenta en el DVD o Bluray. Miles de películas salen con diseños horribles, pixelados o no oficiales. Habría que optar siempre por la que respete el póster oficial y no fiarnos de cutres “photoshops”. Algunas de ellas parecen hechas con el Paint. En este aspecto se incluirían también las famosas fotocopias de Cex. Nadie debería pagar por una película original con una carátula fotocopiada en un folio. También destacar las horribles caratulas combo de Warner, un atentado al buen gusto en toda regla.

1234050_650201888343778_23762473_n
Ejemplo de caratula horrible

La película debe de tener los créditos completos. A veces, si leemos una carátula de un film que no conocemos y vemos su ficha, reconociendo algún nombre, podríamos llegar a comprarla. Si en cambio en la carátula faltan nombres y sólo vienen tres o cuatro, nos encontraremos con una ficha incompleta y poco atractiva para el consumidor.

Debe estar indicado el formato de imagen en la cubierta del DVD o Bluray. Si miramos en la parte trasera y sólo vemos que está en 16/9, debe de estar también indicado en qué formato se debe reproducir. Es un información fundamental a la hora de saber si estamos comprando una edición de calidad o una película recortada que respeta el formato de pantalla.

20110417-001900-img_0051_1
Ejemplo de buena distribución de caratula trasera.

El formato de sonido debe estar perfectamente indicado. Nos tiene que poner los diferentes idiomas que tiene el DVD o Bluray y su formato de sonido, ya sea Mono, Estéreo o 5.1. Y, por supuesto, tenemos que huir de las ediciones que solo tengan el doblaje en castellano. Una de las características del DVD y el Bluray es tener el idioma original de la película y si no tenemos esto, no sirve de nada.

Fijarnos que tengan unos subtítulos decentes. A muchas personas les gusta ver películas en versión original con subtítulos. Si no los tenemos mucha gente se perdería, ya que no todos sabemos inglés o cualquier otro idioma diferente al propio. Y, por supuesto, que estos subtítulos estén en castellano. Todo el mundo recuerda los primeros DVDs de Universal que no contenían bandas de subtítulos en nuestro idioma.

Y, por último, huir del top manta. Muchas son las tentaciones que tiene la gente de encontrarse en periodo de ferias y darse una vuelta por el recinto para llevarse los últimos estrenos de cine por dos euros. Esto, aparte de ser un delito, es un atentado contra la industria del cine, incluso al buen gusto: estas películas suelen ser copias desastrosas con una pésima calidad. No cuesta nada esperar a algún 2×1 o a alguna tienda de segunda mando para comprar tu película favorita en vez de llevártela en un sobre de plástico cutre.

top-manta-ocho-apellidos--478x600
Piratería y 8 apellidos vascos, lacras de la sociedad.

Estos son unos útiles consejos, pero de vosotros depende al final elegir lo más adecuado. Yo lo tengo claro: no al pirateo

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 470 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: