“Narcos”, ¿plata o plomo?

No es la primera vez que encontramos en una serie un trocito de la historia internacional, aunque sea historia del narcotráfico colombiano. La nueva apuesta de Netflix, Narcos, nos cuenta el recorrido histórico del narcotraficante más temido de todos los tiempos, Pablo Emilio Escobar Gaviria, más conocido simplemente como Pablo Escobar. La historia no se centra únicamente desde el punto de vista de Pablo, sino que intenta dar luz a cada uno de los bandos; tanto el bando narcotraficante, como el del gobierno colombiano y la DEA estadounidense.

José Padilha, el director del trabajo, se interesa especialmente por explicarnos detalladamente los hechos más significativos del nacimiento del narcotráfico en Latinoamérica desde el minuto uno. Se nota el cariño y las buenas intenciones puestas en este trabajo ya que suscita en todo momento el interés, la curiosidad por el que pasó. No hemos podido dejar de “googlear” después de cada asesinato significativo de alguno de los peces gordos del cártel o del propio gobierno colombiano, y eso es un punto muy importante a destacar.

SilverOrLead
¿Plata… o plomo?

No es algo que solamos hacer en Ciempiés, pero nos vemos en la obligación de recomendar ver la versión original (con subtítulos o no, ahí ya no entramos). Decimos esto porque, a pesar de que un 40% de la serie sea en español, en la versión doblada se doblan personajes aleatoriamente, sin alguna razón aparente, aunque en la original hablen un español perfecto. Además, te puedes encontrar una conversación entre un personaje doblado y otro con sonido original y eso, no es de agrado.

La serie, como ya hemos dicho, nos hace conocer los motivos de cada uno de los bandos y, sin ninguna duda, se llega a disfrutar mucho más cuando no se conoce nada sobre el tema. Se podría llegar a decir que es una mezcla entre documental y serie de entretenimiento, aunque siempre contando con límites ficticios escuetos. No queremos ver una historia real deformada.

narcos-pablo-escobar-netflix
“No me vengas con esas, mindundi”.

Destacar la banda sonora original, la cual nos ambienta directamente en el lado más oscuro y corrupto de Latinoamérica, trabajo llevado a cabo por Pedro Bromfman y la polémica elección del actor protagonista, Wagner Moura. Decimos polémico porque, a pesar de emplearse a fondo y haber aprendido explícitamente el idioma para interpretar a Pablo Escobar, se puede notar en ciertas ocasiones las raíces brasileñas del actor. Eso sí, hay que recalcar el esfuerzo y el tremendo trabajo que ha hecho Moura para poder dar vida a este tremendo personaje, para nada hay que infravalorarlo.

Como última cosa a destacar decir que se cuidan pequeños detalles como qué libro llevaba en la mano cierto personaje público al ser asesinado, aunque estas cosas pasen muy desapercibidas y casi nadie se fije en ellas.

¿Como conclusión? Decir que Narcos es una de las series que echaré de menos durante un año y que se gana de sobra un notable. Es una serie documentada y que intenta explicar los motivos y razones de todo el mundo, tanto de unos como de otros. Banda sonora destacable, dirección muy interesante en ciertos puntos y estilo fresco que curiosamente nos hace recorrer una historia de hace ya más de veinticinco años.

Tan solo me gustaría abrir debate entre nuestros lectores, ¿está bien recompensar a un personaje como este con una serie de televisión y darle un protagonismo que puede hacer que cierta gente lo llegue a ver como una figura admirable o por el contrario es una buena manera de aprender de los errores de la historia?

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: