10 curiosidades del mundo del cine

La historia del cine lleva más de un siglo sorprendiéndonos con sus minutos llenos de ira, suspense, amor, odio y sorpresa entre otras sensaciones, pero además de la historia que podemos ver proyectada sobre la pantalla existen muchas otras que tardan en salir, o que incluso, jamás llegamos a conocer.

Hablamos de las curiosidades del cine, esos pequeños datos a simple vista insignificantes pero que a todo el mundo nos gusta saber, ya sea para fardar de conocimientos (aunque sea sobre detalles absurdos) o para saciar nuestro ansia de saber. Por eso (y porque no es difícil contaros algo que no sepáis sobre este mundo) os hemos recopilado las diez curiosidades más interesantes (e inútiles) del mundo del cine.

1-. Jhon Lasseter, director de películas tan aclamadas como Toy story, Bichos o Cars, aclaró el por qué de la aparición de “Rex” en esta primera. Según dijo, la inclusión de este personaje fue debido al “boom” de Jurassic Park, la cual se acababa de estrenar y estaba en boca de tantos.

tumblr_m940plLjGB1rzu7g3o1_500
¡Ayyyyyyy que emoción!

2-. Los soviéticos, fuera de su imagen estereotipada, también eran unos fantasiosos. Tanto es así que en 1985 decidieron versionar la novela homónima El Hobbit y llevarla al cine. No podemos comparar con la actual representación yankee, pero es cuanto menos, curiosa (y a veces, incluso, inquietante). Película que, por cierto, está en Youtube.

3-. Harold Lloyd, actor de cine mudo de principios del siglo XX al que estamos acostumbrados a ver realizando difíciles acrobacias y escaladas (como ocurre en la película Safety last), en realidad carecía de algún que otro dedo en una de sus manos. Para ocultar su carencia utilizaba un guante.

4-. Sabemos los líos ocurridos en algunos castings de algunas películas, pero lo que no es normal es que el elenco de una película se cierre dos días antes de empezar a grabar. Esto ocurrió en Seven, película dirigida por David Fincher. Parece que el último fichaje fue el de Kevin Spacey, el cual fue llevado a cabo a menos de 72 horas de comenzar con el rodaje de la cinta. No les dio tiempo ni a intercambiar whatsapps.

John-Doe-Seven
Fotograma de la película Seven.

5-. El cine clásico no nos deja de sorprender con sus anécdotas, ésta ocurrió durante el rodaje de The african queen, en la que el equipo enfermó al beber agua para simular alguna que otra bebida alcohólica. Afortunadamente para Huston y Bogart, los cuales solo bebían whiskey, se libraron de esos malos días en el baño.

6-. Los tatuajes son para toda la vida… o no. En la película El cabo del miedo De Niro tuvo que tatuarse el cuerpo entero ya que ninguno de los maquillajes podía resistir el contacto con el agua al que se exponía en algunas de las últimas escenas del largometraje. Evidentemente se trataba de tatuajes temporales.

7-. Ya conocemos el carácter de Benicio del Toro. No hablo de los papeles de chico serio y macabro que suele interpretar, sino el real. Pues bien, parece que la mítica escena de Sospechosos habituales en la que se encuentran en una sala de reconocimiento debería de haber sido seria, pero los demás actores no podían aguantar las ganas de reír debido a que del Toro no paraba de… relajar su esfínter. 

savages--647x381
Benicio del Toro en Savages, 2012.

8-. Puede que hayáis oído hablar de Holocausto caníbal, sino es así, os recomiendo no visionarla ya que algunas de sus imágenes exceden el límite de lo macabro, siendo algunas interpretadas y otras (como las de las muertes de los animales) no. Tanto es así que el director de la cinta italiana tuvo que demostrar ante un tribunal que todos los actores seguían vivos. 

9-. Los actores que prestaban su voz para dar vida al feliz matrimonio formado por Mickey y Minnie estaban casados en la vida real. No hay más que contar, pero es algo curioso.

10-. Dicen que el tamaño no importa, pero el caso es que algunos actores “no han dado la talla” para según qué papeles. Es el caso del emblemático Humphrey Bogart, el cual, además de ser visto (en un principio) como alguien “feo” y no correspondiente a los cánones de belleza de Hollywood, no alcanzaba la altura idónea para filmar alguna que otra secuencia. Para ello el actor debía subirse a una especie de “plataformas” (quien dice plataformas puede decir cajas). Es más, en su icónica secuencia de Casablanca junto a Ingrid Bergman hace uso de ellas.

giphy
…¿perdona?

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 219 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: