Varias actrices denuncian el sexismo de la industria del cine

Todos conocemos a las famosas y ricas actrices de Hollywood, tan glamurosas, simpáticas, adoradas, deseadas e imitadas (algunas, no todas) por gran parte del público. Han tenido éxito y son millonarias, todo parece irles genial y cada vez que sus nombres aparecen en los carteles que anuncian el estreno de una nueva película, ahí van todos como locos a verlas. Estas mismas actrices también realizan numerosas entrevistas acaparando las portadas de las revistas más leídas, en cuyo interior, se muestran sesiones de fotos cada vez más “artísticas” en donde, cómo no, se realzan los atributos femeninos de las actrices o, en su defecto, se los inventan usando el Photoshop. Al final estas mujeres se acaban convirtiendo en una especie de diosas ante el mundo, pero la realidad es que son personas completamente normales que simplemente han podido dedicarse a la actuación.

El Photoshop hace "milagros"
El Photoshop hace “milagros”

Desde afuera todo parece muy sencillo, en fin, el éxito es innegable y todo el mundo reconoce su trabajo, aun así,  hay ciertos detalles de la industria que son completamente desconocidos por el público. Tal vez a muchos os suene el concepto “brecha salarial”, aunque lo más probable es que al escucharlo no os venga precisamente Hollywood a la cabeza. Resulta que no son pocas las actrices que han comenzado a alzar la voz respecto a este tema, puesto que por mucho dinero que puedan llegar a ganar por sus actuaciones, la mayoría de las veces no se les pagará tanto como a un hombre que estuviera en la misma situación.

Actrices de la talla de Meryl Streep, Kristen Stewart, Sandra Bullock, Jennifer Lawrence, Jessica Lange, Amy Shumer o Maggie Gyllenhaal, entre otras, han hecho importantes declaraciones y comentarios denunciando el machismo que sigue existiendo dentro de la industria del cine. Por ejemplo, la actriz Maggie Gyllenhaal (The Honourable Woman), fue rechazada para un papel en una película de James Bond por ser demasiado vieja (con 37 años) para hacer de la amante de un hombre de 55.

fotonoticia_20151014154140_1280

Por su parte, Jennifer Lawrence defendió la brecha salarial que ella misma experimentó cuando, por unas filtraciones de correos de Sony, descubrió que sus compañeros de reparto masculinos de la película La gran estafa americana cobraban más que ella. La actriz explicó que el motivo del enfado con Sony no fue por el dinero, puesto que ella tiene más que suficiente, si no por lo que eso significaba. Y es que por mucho éxito que tengas o aunque hayas ganado un Oscar, si eres mujer tendrás que trabajar mucho más duro para obtener el mismo reconocimiento y derechos que los de un hombre que se dedique a lo mismo.

thumb

De la misma forma, Amy Shumer, conocida actriz y humorista estadounidense, criticó la falsa imagen de “mujer perfecta” que se intenta proyectar al público por parte de la industria, la misma que se les exige a las actrices para que puedan seguir trabajando.

 

Ellen Ray

ha escrito 15 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: