Mozart in the jungle

No soy alguien que se deje guiar por la elección de un jurado en una gala de premios pero esta vez algo hizo click en mi cabeza y decidí al menos darle una oportunidad a esta serie. Mozart in the jungle cuenta la historia de algunos de los componentes de la música clásica de Nueva York con algún que otro toque de humor de por medio. La serie de amazon, como he dicho, ganó el globo de oro a mejor serie de comedia y a mejor actor. Eso, mezclado con el atrevimiento que era apostar por incluir un ambiente de Mozart y Stravinski llamó fuertemente, al menos, mi atención.

La serie desde un principio esquematiza una estructura paralela, quizá podamos conocer el trasfondo de algunos de los personajes, pero aquí los que realmente nos importan son los de Rodrigo de Souza (Gael García) y Hailey (Lola Kirke). La trama entre estos dos personajes se desarrollará de una manera “natural” y no tan forzada como estamos acostumbrados a ver en los productos audiovisuales normalmente, pero aún así echaremos de menos una mayor química entre los personajes. De hecho destacar el personaje de Gael García sobre el de Kirke, que en algunos momentos puede parecer el único que de vidilla a los minutos. Pon un genio loco en tu historia y todo ira a mejor.

La inclusión de uno de los actores que puso cara a una de las grandes figuras del cine (Malcolm Mcdowell) puede ser otro de los ingredientes que, sin tener por qué, puede hacer que le demos una oportunidad a la serie. Sobretodo después de unos primeros minutos en los que podemos ver como protagonista de la escena al que ya interpretó en el pasado a Alex Delarge dirigiendo a una sinfonía que, a su vez, interpreta la pieza maestra de Ludwig van Beethoven. La novena sinfonía, segundo movimiento.

Aparte de todo esto, existen personajes que hacen acto de presencia y aportan lo justo. Ni para bien ni para mal. Desde luego no hay ninguno que sobresalga a parte del protagonista ya nombrado. De hecho a veces se puede ver un intento de forzar al espectador a querer a cierto personaje que no acaba de cuajar. La historia en si puede ser original pero no basta con eso. No existe ese brillo de genialidad que caracteriza a los grandes de la televisión.

Una serie que puede entretener pero que con el paso de los minutos siguen ocurriendo cosas pero ninguna de ellas nos acaba por enganchar. Te puede sacar alguna risa pero no es del todo destacable. En cuanto a la parte dramática no tiene la suficiente profundidad en los personajes como para que sientas por ellos ningún sentimiento. Algo no acaba por encajar y en parte me da pena, porque evidentemente tiene mucho material clásico detrás para dar un toque diferente. No quiero ser duro con esta serie pero tampoco quiero realzarla. Los minutos se dejan ver.

 

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: