Saga Rocky. 40 años de boxeo


Con motivo del estreno de la última entrega de la saga de Rocky , Creed: La leyenda de Rocky, hemos querido analizar  una por una todas las entregas de la saga de (algunas las hemos sufrido demasiado) para contar un poco de cada entrega, su historia, curiosidades y hablar de su calidad. Así que nos subimos al ring y empezamos:

Rocky (1976)


Año 1976. Se estrena la primera cinta de la famosa saga del potro italiano. Una película dirigida por John G. Avieldsen, director desconocido y con poca carrera detrás y guionizada y protagonizada por un rostro casi amateur, Sylvester Stallone. Sin ser una película excepcional, no pasa de ser una simple historia de boxeo a modo de cuento de hadas, se convierte en un éxito de taquilla y de crítica. El personaje de Rocky tiene carisma y eso hace que conecte más con el público. La película logra tres Oscars de la academia, película, dirección y montaje en un año que no hubo mucho nivel (si no contamos que se estrenaba Taxi Driver). Mencionar a Talia Shire en el papel de novia tímida de Rocky y de el inolvidable Burt Young, el mejor cuñado de la historia. La película tuvo una gran repercusión, tanto que puso muy de moda el boxeo en esos tiempos. No tardaría Sly en confirmar que se estaba trabajando en una segunda parte que nos llegaría poco después.

Rocky II (1979)


 

Tras el bombazo que fue el primer Rocky, la secuela no tardaría en llegar y esta vez sería Stallone quien dirigiese  esta segunda parte que repetía el esquema de la primera parte pero esta vez con aires de revancha. Rocky después de la derrota contra Apollo Creed y de ganar el amor de Adrian, busca luchar de nuevo contra Creed y ganarle de una vez por todas. Esta parte copia muchos elementos de la primera. Ya todo sorprende menos y se ve una importante bajada de calidad, exceptuando el combate final contra Apollo que es una de los más intensos de toda la saga Rocky. La película nació con aspiraciones de premios pero no fue nominada a nada en ninguna categoría. Al público le encantó  y la tercera parte era solo una cuestión de tiempo.

Rocky III (1982)


 

Llegamos a la década de los 80 y la saga de Rocky continua su carrera comercial con éxito. Esta tercera parte, con Stallone de nuevo como director y guionista, es mucho menos seria que las anteriores, nos presenta a un Rocky exitoso en la cima de su popularidad. Como villano de la función tenemos al gran Mr T que hace un papel imponente pero que en sus manos queda un poco ridículo ya que su actuación es bastante pobre. Otro de los momentos cúlmenes de esta película es el fallecimiento de el inovidable Mick,Burgess Meredith (Pinguino de la clásica serie de Batman), que había acompañado a Rocky desde la primera entrega y que aquí nos dice adiós en una de las escenas más emotivas de toda la saga. Famosa es esta secuela por el cameo de Hulk Hogan en una especie de sátira sobre el mundo del wrestling, que me parece de lo peor de la cinta ya que no deja claro si intenta hacer una broma o tomárselo en serio. También es conocida esta entrega por presentarnos el gran temazo de “Survivor”, “Eye of the Tiger”, nominado al Oscar que lamentablemente no ganó. La película aunque disgustó a la gran mayoría de la crítica ya que perdía la esencia de ese Rocky modesto que vimos en las primeras entregas para convertirse en un creído, hizo el dinero suficiente para que se confirmarse otra nueva entrega que incluiría un elemento político muy divertido.

Rocky IV (1985)


 

Nos situamos en mitad de los 80 y se confirma otra secuela más de Rocky, de nuevo con Sly a los mandos.Esta vez Rocky se enfrenta a un peligroso rival proveniente de tierras comunistas, “Iván Drago”. Una película mucho más ligera, con menos historia, sin Bill Conti en la música, con un rival imponente pero inexpresivo interpretado por un debutante Dolph Lundgren. La película es muy ochentera en su conjunto ( incluso se atreven a meter un videoclip en mitad de la película con los mejores momentos de la saga ). Destacar el protagonista que adquiere Apollo Creed en esta entrega y el famoso numero musical que tiene con James Brown, bochornoso pero simpático. La película volvió a ser vapuleada por la crítica (ganando 5 premios Razzies de 9 nominaciones) pero se convirtió en una exitazo de taquilla, teniendo el record de ser la película más taquillera de toda la saga. MGM dió luz verde a otra secuela que enfadaría a todo el mundo y hundiría la franquicia.

Rocky V (1990)


Y 5 años después de la última parte, volvíamos a tener a Rocky en los cines. Esta vez, la película estaría dirigida por John G. Avildsen, director de la primera parte, en un intento de recuperar ese tono melancólico que tenía la cinta original. El guión, de nuevo escrito por Stallone, fue realizado por el actor durante los descansos de Rambo III y mientras escribía comentaba que estaba haciendo una auténtica basura. La película nos presenta a un Rocky arruinado, que debe de volver de nuevo a su hogar y dejar el boxeo por recomendación médica. Rocky entonces conocerá a Tommy Gunn (interpretado por el malogrado Tommy Morrison, fallecido en 2013) y lo acogerá y enseñará todo lo que sabe de boxeo y así buscar una nueva motivación en la vida. La película pese a tener algún buen momento (la conversación a modo de Flashback con Mick) no mantiene el nivel y se queda en una obra menor. Bill Conti vuelve a al saga y firma una de sus peores obras de toda su carrera. El final es recordado como uno de los peores de la saga Rocky, a pesar de que se cambió el final, ya que Sly quería que su mítico personaje muriese en la lucha final con Tommy, cosa que al final no ocurrió. La cinta volvió a triunfar en los Razzies y en taquilla no triunfó tanto como las anteriores secuelas. La saga parecía ya acabada pero solo tuvieron que pasar 16 años para que Rocky se volviese a subir al ring de nuevo.

Rocky Balboa (2006)


Y cuando todos pensaban que la saga estaba muerta, Sly volvía a la carga con lo que sería, supuestamente, la última entrega de la saga y el adiós a este gran personaje. Después de la decepcionante quinta parte, Stallone vuelve a ponerse detrás de las cámaras y escribe el guión de la cinta. Y el resultado no podía haber salido mejor, Stallone se reconcilia con los críticos y el público y coloca a la película como una gran despedida de un personaje icónico en el cine. Muchos la consideran incluso la mejor de la saga. Bill Conti volvió con una de sus mejores partituras, dejando a atrás el desastre de la quinta, Burt Young firma una de sus actuaciones más inolvidables, el combate final es uno de lo más emocionantes de la saga, y Stallone está soberbio como este Rocky viejo y viudo. Todo un broche de oro para acabar la antología de Rocky.

Y esto ha sido Rocky, una saga con altibajos pero que guarda como punto característicos el amor por el boxeo y la descripción de un personaje que ya forma parte de la historia del cine. Personaje que, como veremos, no ha dicho su última palabra.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 470 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: