“Creed. La leyenda de Rocky”,el legado de Stallone

Nota:

La semana pasada hacíamos un repaso de la saga de Rocky, una colección de películas que han marcado una época y que ya dábamos muchos por finalizada. Pero el año pasado ocurrió lo que nadie se esperaba: el estreno de una nueva cinta de Rocky, esta vez, el peso de la trama no recaería en él, sino en Adonis Creed, el hijo ilegitimo de Apollo Creed, primer rival de Rocky y después mejor amigo. Apollo viaja a Philladelphia para hacerse un nombre como boxeador, sin vivir bajo la sombra de su padre. Para ello, busca a Rocky para que lo entrene. ¿Cómo será esta nueva entrega de la saga Rocky?

Michael. B. Jordan, mejor Creed que antorcha humana.

El formato de la cinta es muy similar a la primera entrega de la saga, esta vez es Adonis quien hace de Rocky Balboa. Lo único que cambia son los orígenes. Adonis intenta por todos los medios que no lo relacionen con su padre, mientras que en el primer Rocky, Balboa no tiene relación con sus padres. La historia de Adonis es previsible pero interesante. Lo que más llama la atención es todo lo que rodea a Rocky. Es genial como se homenajea a la saga original en pequeñas cosas (gimnasio de Micky, entrenamiento con la gallina, las escenas míticas en el cementerio) Rocky aquí es un secundario pero es quizá donde mejor está retratado en toda la saga. Su relación con Adonis es de necesidad mutua. Rocky no tiene una relación fuerte con su hijo y Adonis jamás conoció a su padre. Ambos se adoptan mutuamente como padre e hijo. Los dos se vuelcan el uno con el otro, y eso es lo mejor del filme. Quizá la figura de Adonis no esté perfilada y le falte carisma pero gracias a las intervenciones de Rocky, la película sale a flote. La historia de amor no es muy ñoña y eso se agradece. También la figura del villano está bien dibujada y no es estereotipada, cosa que se podía haber hecho.

Sylvester Stallone nunca ha destacado por ser un gran actor, más bien se le considera malo, pero estamos ante la mejor interpretación de su carrera. Stallone se muestra humano, frágil, acabado, vemos al Rocky más humano de toda la saga y él hace que te lo creas. Impagable la escena del hospital, ahí Stallone demuestra que era el justo ganador a llevarse el Oscar al mejor actor secundario. Una pena su robo. Michael.B.Jordan está muy correcto en el papel de Creed, no destaca pero tampoco perjudica la película. Eso sí, si la saga sigue adelante como se ha rumoreado con él como protagonista, debería reforzar más su carisma para que la nueva saga no entre en declive.

Relevo generacional.

Esta vez no tenemos a Bill Conti en la banda sonora, Ludwig Göransson es el que toma el testigo en la música para ofrecernos una partitura que, si bien no llega al nivel de la de Conti, no desentona en absoluto. Muy buenas las referencias a la banda sonora original del primer Rocky que podemos escuchar en algunas escenas de la película. Los combates están muy bien desarrollados, sobretodo el primero, un gran plano secuencia que nos muestra la primera victoria oficial de Adonis y que está rodado de manera espectacular.

La despedida de un gran personaje. Stallone nos presenta por última vez a su icónico personaje y vemos como pasa la antorcha a las nuevas generaciones. No es espectacular, pero si eres fan de la saga Rocky es visionado obligado. Veremos como se continua la saga, esta vez sin Stallone. Hasta siempre potro Italiano, esas escaleras se seguirán subiendo por ti.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 595 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: