“Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia”: Oportunidad perdida

Nota:

Uno de los estrenos más esperados del año llega con mucha incertidumbre para los fans. Su planteamiento es ambicioso, crear por primera vez en el universo cinematográfico de DC un crossover entre los personajes más icónicos de esta franquicia, Batman y Superman. DC no lo tiene fácil ya que la película que era la piedra para crear este nuevo universo fue El hombre de acero, cinta que fue un auténtico fiasco para todos los fans y para la crítica especializada. Con todo esto  se volvió a confiar en Zack Snyder (que fue el director de El hombre de acero) para intentar sacar adelante este intento de nuevo universo (como ya hizo en su momento Marvel) y sentar las nuevas bases con la inclusión de Batman (con el sorprendente fichaje de Ben Affleck) y demás personajes DC. ¿Habrá conseguido DC superar a Marvel?

Henry Cavill vuelve a ponerse la capa.

La película tiene los mismos problemas que ya tenía El hombre de acero y eso hace que se hunda la propuesta. Primero, las prisas no han sentado nada bien en la producción. Marvel ya ha demostrado que es mejor lanzar las películas por separado para luego estrenar la conjunta, pero aquí se ha hecho mal la presentación y se ha optado por hacer un guión precipitado que mete demasiada información. Solo funciona como resumen de la historia, perdiendo carga dramática e interés general. Hay cosas que no funcionan, como la falta de ritmo, sobretodo en su primera hora. Las cosas explicadas a correprisa y su abrupto y ridículo final. Pero de todas formas la cinta entretiene a ratos durante sus dos horas y media. Zack Snyder vuelve a demostrar que sigue viviendo de la fama de 300 y es incapaz de dotar de personalidad a sus personajes, ni de juntar todas las partes de la película.  Eso lo podemos ver en las escenas de batalla.

Affleck, un Batman rudo.

Había mucho temor por el fichaje de Affleck al tener alguna experiencia negativa en el mundo de los héroes de cómic (como ya demostró con la adaptación de Daredevil de 2003), pero Ben ofrece una de las mejores interpretaciones de Batman hasta la fecha y salva en gran parte el desaguisado de toda la cinta. Es un Batman fuerte y creíble que Affleck dota de mucha personalidad. Henry Cavill correcto, en la linea de El hombre de acero, no enamora pero tampoco desentona. Gal Gadot no podemos decir mucho de ella porque sale poco pero hay ganas de verla en su película en solitario. Amy Adams muy potente físicamente pero tampoco aporta mucho en la cinta. Jesse Eisenberg está muy soberbio como Lex Luthor  pese a lo que se veía en los trailers, es un villano muy decente . De los demás personajes poco se puede decir porque pasan de puntillas por la película, una pena el desaprovechamiento de Jeremy Irons.

Increíble efectos especiales durante toda la cinta, muy al estilo Snyder y que hacen muy disfrutables las escenas de acción. El Doomsday que se nos presenta quizá flojea un poco en su diseño, haciéndonos recordar a los orcos digitales de El hobbit. La banda sonora flojea en algunos tramos menos el tema principal de Wonder Woman y la partitura de El hombre de acero, de el gran Hans Zimmer.

La santísima trinidad.

En conclusión, una oportunidad perdida de tener juntos a estos grandes del cómic y hacer un producto competente. DC debería replantearse las cosas porque llevando solo dos películas y ambas malas, no creo que las siguientes estén mejor. Snyder podría salir de esta aventura, porque está demostrando que esto le viene muy grande, pero desgraciadamente lo tenemos ya confirmado para las dos partes de La liga de la justicia. Marvel sigue mirando desde el retrovisor a DC, y yo que me alegro.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 470 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: