“Julieta”; vuelve el mejor Almodóvar

Nota:

Pedro Almodóvar es historia de nuestro cine, guste o no. Durante toda su carrera ha sabido plasmar diferentes temas sociales como la figura de la mujer, la transexualidad, la homosexualidad o los abusos sexuales. Algunas películas son mejores que otras pero todas de sumo interés. La última película que nos trajo fue la fallida Los amantes pasajeros, un intento de volver a la comedia loca que le hizo famoso en los ochenta pero que se saldó con un fracaso tanto de taquilla como de crítica. Este año regresa al panorama con una película basada en los relatos de Alice Munro y que pretende reencontrarse con un cine serio y abandonar la comedia fácil. ¿Cómo será el nuevo filme de Almodóvar?

Suárez y Ugarte. Dos en uno.

Julieta es un filme que se disfruta poco a poco. No estamos ante la obra más perfecta del manchego pero podemos ver una mejoría y un progreso en su trabajo. Esta vez Almodóvar nos ofrece una historia donde cuida cada detalle, con un relato que habla de la soledad y los contrastes en la vida de una mujer que tiene que hacer frente a una doble perdida a lo largo de su existencia. Temas como la incomunicación madre e hija, las infidelidades, la religión o la condición sexual son expuestos en la cinta de forma tan sutil y elegante que no parece que sea el mismo director que el de La mala educación. Es una cinta que hay que verla con calma y saborearla hasta el final de los títulos de créditos porque hasta en el último fotograma nos invitará a reflexionar. Almodóvar ha alcanzado una gran madurez tanto a la hora de escribir el guión como a la de rodar. No vemos los excesos que veíamos en sus primeros filmes; la historia es mucho más comedida, cosa que agradezco mucho. El manchego se aleja de sus temas recurrentes para simplemente tocarlos de puntillas y así no afectar a la narración de la historia. También vemos esa madurez a la hora de rodar, fijándose más en los detalles, una puesta en escena y una fotografía llena de contrastes coloridos que encajan con la historia que se está contando.

Almodóvar vuelve a rodearse de mujeres para su nuevo trabajo y esta vez Emma Suárez y Adriana Ugarte llevan el peso de la cinta interpetando  las dos a Julietas en las dos etapas de su vida. Ugarte, pasional, y Suárez, veterana y con muchas tablas, nos ofrecen dos excelentes interpretaciones que, a pesar de muy teatrales, son totalmente disfrutables. En menor medida vemos a otros actores que no tienen tanta importancia pero que son fundamentales para la historia. Michelle Jenner discreta, Rossy de Palma muy divertida en un pequeño papel, Inma Cuesta un poco desaprovechada, Daniel Grao no convence lo suficiente y un breve pero efectivo Darío Grandineti.

12901033_1173103156063986_2909088310618059800_o
Las chicas de “Julieta”.

Alberto Iglesias vuelve a colaborar en la música con una partitura muy tensa, como viene siendo habitual en las colaboraciones con el manchego. Destacar el siempre efectivo cameo de Agustín Almodóvar y un pequeño homenaje a David Bowie en la figura de una famosa hermanísima de un conocido cantante. Simpático sin más. También destacar a mi tocayo, José Humanes, en su labor como ayudante de dirección.

Julieta es una cinta que entra poco a poco pero que deja un gran impacto al final de su visionado. Una obra que nos demuestra que Almodóvar ha progresado en todos los sentidos y que atrás quedaron los tiempos de la movida ochentera. Una película que todo el mundo debería ver sin prejuicios, sin tener en cuenta los líos fiscales que puedan tener los hermanos Almodóvar. Hay que saber diferenciar entre vida pública y privada. Es una reflexión.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 470 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: