Animes por el mundo: Algunas localizaciones utilizadas en animación nipona

Japón es un país extremadamente tradicional a pesar de la corteza tecnológica y avanzada que nos puede dar a los que no estamos acostumbrados a vivir en sus calles y a beber en el día a día de su cultura. Por eso y por un carácter peculiar, los habitantes de esta región distante suelen estar especialmente orgullosos de todo lo que conforma su forma de vida, desde la bebida alcohólica típica (sake) hasta los modales y rincones más famosos de su país. Seguramente si estás aquí leyendo esto visionas o has visionado alguna vez anime. Sientes curiosidad por algunos de esos rincones que aparecieron dibujados en tu pantalla y de los que no percataste su realidad.

La naturaleza y las zonas verdes y rurales son muchas de las localizaciones en las que se desenvuelven normalmente los animes. Abunda la vida natural y el ecosistema típico de la región es un personaje más. Muchos de estos personajes tienen por costumbre situarse en algún viaje tanto de estudios como aventurero y casualmente el Monte Fuji suele ser un punto obligado para todo personaje animado.

Este monte, para los más curiosos, está situado al oeste de Tokio, alcanza una altura de 3.776 metros y siempre ha sido considerado terreno sagrado. Tanto que en la antigüedad estaba prohibido que las mujeres alcanzaran la cima, al menos hasta finales de la era Meiji (allá por finales del XIX).

Sin título
Comparativa con Yama no Susume

Entretanto, hay animes y animes. Algunos que prefieren desarollar su trama en un mundo ficticio lleno de hadas y caballeros portadores de espadas virtuales y otros que echan la vista atrás y nos proponen aprender un poquito de historia, sobretodo historia medieval.

Esa época en la que ninjas y samurais batallaban por territorios del medievo y donde las catástrofes humanas eran protagonizadas por prestamistas, hambre y mercenarios. Parece que podemos destacar multitud de animes pero esta vez destacaremos uno en concreto que insiste en el hecho de resaltar edificios, castillos y puentes allá por donde van, Samurai Champloo.

En esta serie de animación seguiremos a dos samurais imparables y a una chica en busca de una explicación. Recorreremos rincones como el Puente de Nononbashi, el Castillo de Hiroshima (al que Mugen, uno de los protagonistas, le da “un toque especial”), la ruta comercial más común e importante de la época Edo, la de Hakone o la entrada al templo sagrado más representativo de la región nipona, el de Senso-ji. 

samurai-champloo2-ok_csrb
“La puerta del trueno”, situada en el templo mencionado

Hemos empezado fuerte y hemos comenzado resaltando grandes iconos de la cultura japonesa, pero también este tipo de animación nos muestra los rincones más íntimos de algunos pueblos o ciudades. En esta ocasión hablaremos de Anohana, un anime demasiado triste y melancólico como para que aún encima nos recuerden estos sentimientos siempre que pasemos por algunos de sus rincones no tan ficticios.

Para el valiente que se atreva a ver esta corta pero intensa serie, se desarrolla en algún lugar de Japón y nos cuenta la trágica historia de la muerte de una niña de apenas nueve años y cómo de poderoso es el olvido. No digo más.

anohana-anime-vs-real-life-pics-_snck
Comparativa con una escena de “Anohana”

Pero no todo esto será tradición y reverencias. Ya sabemos más que de sobra el gusto por el nipón medio de viajar, curiosear y fotografiar. Esas manadas de asiáticos descontrolados que se mueven en grupo y que miran todo el rato hacia arriba con asombro, casi siempre mirando alguno de nuestros monumentos nacionales. Pero esta vez no hablaremos ni de Madrid, Valencia o Barcelona, esta vez destacaremos un lugar más atípico, menos esperado.

De esta manera estamos obligados a destacar el anime escondido bajo el título Sora no Oto, que se desarrolla en la ciudad ficticia de Seize, tremendamente parecida a la Cuenca del resoli, el Huécar y el morteruelo.

Cuenca
Vistas de Cuen… de Seize, perdón

Estas han sido algunas de las localizaciones que hemos destacado que has podido ver en multitud de animes. Los japoneses muestran con orgullo su tierra, sus monumentos y sus tradiciones y nosotros les agradecemos que nos enseñen siempre que puedan un cacho de su cultura, aunque sea dibujado a partir de esbozos recorridos por “muñecos con ojos desproporcionados”.

Evidentemente aclararemos el hecho de que este ejercicio, además de realizarse para resaltar algunos de sus lugares se utiliza con el propósito de facilitar el trabajo a los diseñadores gráficos. Lo siento si sentíais que todo lo hacían pensando en vosotros.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 223 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: