“Cowspiracy”; una historia que removerá tu conciencia

Nota:

Si hay alguna manera de describir en qué estado mental te deja este documental, cuando has acabado de verlo, sería el de noqueado. Como si te hubieran dado un puñetazo en la cara y después te hubieran molido a patadas, dejándote en el suelo asimilando los golpes.Tus huesos y tus músculos están enteros, porque al fin y al cabo sólo es un documental, pero si estás mínimamente concienciado con los problemas ambientales del Planeta, no puedes evitar darle vueltas al debate que plantea este documental.

Cowspiracy es la historia de un estadounidense común que, un día, comienza un viaje mental y espiritual, a través de la búsqueda de información sobre cómo el ser humano está destruyendo el planeta a través de un sistema de producción agrícola, ganadera e industrial que se sustenta en las miles de acciones individuales y cotidianas que todos y cada uno de nosotros realizamos en nuestro día a día, especialmente a la hora de comer, cenar o desayunar.

Las respuestas que encuentra durante su viaje le llevan a decepcionarse con quienes había tenido en alta estima durante mucho tiempo por llevar la bandera de la defensa del medio ambiente, especialmente de Greenpeace. Pero esas respuestas obligan a Kip Andersen, director y protagonista del documental, a hacerse una pregunta personal e intransferible: ¿Estas dispuesto a dejar de comer carne para salvar el planeta?

Cuando terminé de ver este documental, tuve dos opciones: Una, considerar que es una buena película pero muy sesgada, ya que sigue el dogma del lobby animalista y vegano tratando de convencerme de su verdad; La otra opción fue pensar en todos los datos que aporta el documental, mostrados en ilustrativas gráficas, y tomarlos en consideración.

Quizá no sea propaganda y sea un reportaje, contado de una forma narrativamente eficiente, que hace lo que tiene que hacer el periodismo: ponerme la verdad delante de mis narices, aunque me moleste profundamente porque esa verdad me obligue a mí, a hacer algo al respecto.

Eso sí. Cowspiracy es una tierna película de Disney comparada con Earthlings, que va más allá en el controvertido problema de nuestra relación con el resto de seres vivos. No apta para empáticos por sus durísimas imágenes sobre la crueldad del ser humano hacia el resto de seres vivos.

David SanRoA

ha escrito 6 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: