“The Do-Over”, buscando la gracia en la basura

Nota:

Adam Sandler, cómico de mierda que gozó en el pasado de más prestigio y popularidad en la industria del cine, busca una nueva manera de triunfar a través de la plataforma digital Netflix, con la que tiene contrato para hacer 4 películas con su productora Happy Madison. A finales del año pasado nos llegó la primera The ridiculous 6, un intento de parodia del cine del  oeste que contaba con un reparto espectacular pero que no tenía demasiada gracia, aún así la película se convirtió en el filme más visto en la historia del canal digital. La semana pasada nos llegaba la segunda producción de Sandler con Netflix, ésta vez es la historia de dos freaks que quieren acabar con su monótona vida y empezar una nueva, ¿cómo será el nuevo truño de Sandler?

Pues un horror. La película no tiene ningún tipo de gracia. El guión es tan malo y tan lleno de fallos que da hasta vergüenza pensar en quien ha podido idea tal cosa. La película no lleva a ningún lado ya que se mueve entre el chiste fácil sexual y la moraleja de que la familia es lo más importante junto con la amistad, por momento tanto chiste llega a hacer que el metraje sea muy pesado (dura casi dos horas). Solo gustará a los fans de Sandler ya que vuelve a ser un producto para lucimiento del actor (para eso es productor). Lo peor que le puede pasar a una comedia es que no te rías en ningún momento y con The Do-Over pasa, las risas escasean.

La cara que puse cuando acabó la película.

Los actores horribles, Sandler es un tipo insoportable y solo sabe poner esa cara de bobalicón que tanto repelús me da. David Spade nunca me ha hecho gracia, solo destacaría en su filmografía, La sucia historia de Joe Guarro y por nostalgia adolescente que no por su calidad, aquí vuelve hacer de patético sin ninguna gracia. Paula Patton está desaprovechada y simplemente nos alegra la vista. Los pequeños cameos no llegan a funcionar y solo nos sirven para ver que el tiempo no nos trata bien como es el caso de Catherine Bell (totalmente deteriorada por las operaciones de estética)

Al menos las localizaciones de la película son buenas y destaca solo en eso y alguna escena de acción bien hecha pero poco más.

En resumen, una basura Made in Sandler, humor de segunda división con peste a comedia familiar mezclado con chistes de porros y tetas. Una perdida de tiempo. Y lo peor es que aún nos quedan dos películas más de Sandler con Netflix. !!!Socorro!!!

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 470 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: