“Room”, tan genial que sería un pecado ignorarla

Nota:

En cualquier momento de nuestra vida, la persona a la que creíamos más fuerte y que más admiramos también se derrumba, y nuestra misión en dichos momentos es la de ayudarla para seguir juntos hacia delante y olvidar los tiempos pasados que tanto daño han hecho. Un apoyo en momentos agobiantes y desesperados es el mejor de los regalos.

Es ahí dónde reside el núcleo principal de esta película. Nos encontramos en un entramado contado desde el punto de vista de Jack, un niño de 5 años que se ha criado única y exclusivamente en una habitación junto a su madre Joy, la cual fue raptada, encerrada y obligada a vivir en ese espacio.  Ésta encuentra su apoyo y ganas de vivir únicamente en su hijo y en la esperanza de que, algún día, logren salir de ese lugar y Jack conozca lo que el mundo exterior le puede ofrecer. Mientras tanto, el niño se va haciendo cada vez más curioso y la habitación se le queda pequeña, pero el miedo a lo que hay al otro lado de la pared hace que desconfíe de todo.

Dirigida por el irlandés Lenny AbrahamsonRoom se ha convertido en una de las obras más alabadas del pasado año. Así, recibió innumerables nominaciones y galardones, culminándose con el Óscar a la mejor actriz (Brie Larson) e incluyendo la nominación a la mejor película. La cinta se puede dividir en dos partes de acuerdo al lugar donde la trama se desarrolla. En ambas podemos encontrar una exquisitez de realización, diálogos y reacciones adversas a diferentes momentos por parte de los personajes que conforman esta excepcional película.

Las grandes actuaciones de los protagonistas también ensalzan a esta película aún más si cabe. El joven Jacob Tremblay (Jack) realiza una magnífica interpretación en relación con su edad. Si es cierto que solo tiene que hacer de niño, el énfasis que pone en todas y cada una de sus frases, sus gestos, sus emociones y, sobre todo, sus “rabietas de nene pequeño” consiguen un fantástico resultado. Respecto a Brie Larson (Joy) cabe poco decir. Su inmejorable actuación en momentos de debilidad, realismo, incertidumbre y, más aún, el fuerte carácter de su personaje reivindican esa estatuilla que la academia le otorgó en la última edición de lo Óscars.

En su conjunto, Room propone una genial idea ejecutada de una estupenda forma, tanto visual, emocional como interpretada, despertando en el espectador la enfatización con los protagonistas  la angosta situación en la que se encuentran.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 149 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: