“Infierno azul”, entretenimiento simple y efectivo

Nota:

Jaume Collet-Serra ha logrado desarrollar una carrera en Hollywood muy interesante en los últimos años. Comenzó con la floja La casa de Cera, que nos presentaba a una Paris Hilton como actriz mediocre. Luego continuaba con la entrañable Gol 2. Pero donde de verdad empezó a despuntar fue con la colaboración que tuvo con Liam Neeson durante tres cinta: Sin Identidad, Non Stop y Una noche para sobrevivir que le colocaron como un director a seguir en la industria americana. En esta nueva película abandona la colaboración con Liam Neeson para sustituirlo por Blake Lively luchando contra un tiburón en una cala mexicana ¿Cómo sera la nueva película del director catalán?

La película cuenta con un guión malo, por no decir que no tiene casi guión ya que lo que se cuenta es casi una anécdota, y con situaciones bastante incoherentes, pero resulta todo tan entretenido y adictivo que hace que se te pase por encima esos detalles. Collet-Serra ha hecho un producto simple y efectivo de evasión veraniega que siempre se agradece por estas fechas y del que ya no se hacía. Muchas la han comparado con la clásica Tiburón de Spielberg pero nada que ver.Se tiende a comparar a todas las películas de tiburones con el clásico de los 70, pero ni mucho menos llega a la complejidad que ofrecía esta. El único objetivo de la cinta es entretenerte durante su escaso metraje y lo hace de manera muy solvente. Ir al cine para que te entretengan y encima salir contento no se puede decir de muchas producciones. Seguramente en un mes ni te acuerdes de la cinta, pero el rato disfrutado, no te lo quita nadie.

En cuanto a los actores, no podemos dejar de mencionar a Blake Lively. Ella lleva todo el peso de la cinta y , aparte de enseñarnos su increíble cuerpo que hará las delicias de los fans más pajeros, demuestra que es una buena actriz y nos ofrece lo que puede ser la mejor interpretación de su carrera. Lively regala una actuación con muchos matices y tocando todos los géneros interpretativos .Un muy buen trabajo por su parte. También tenemos al español, Óscar Janeada en un pequeño cameo donde interpreta a un mexicano gracioso. Un papel intrascendente que no aporta nada, pero que tampoco desentona.

Hay que mencionar la fotografía de la cinta donde destaca las imágenes paradisíacas del mar y del cuerpo de Lively. Los efectos especiales desentonan un poco ya que la creación del tiburón parece sacada de la última entrega de Sharknado por su cutrez y el final que tiene el escualo. Gran banda sonora de Marco Beltrani que nos ofrece una partitura llena de momentos tensos que transmite al espectador la misma sensación de angustia que la protagonista.

En resumen, si buscas una película para pensar con un mensaje y con un desarrollo de personajes, no la vas a encontrar. Es simplemente un entretenimiento para pasar en el cine hora y pico fresquito en la sala . Además de poder ver el escultural cuerpo de Blake Livley en la pantalla grande y en HD.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 469 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: