“Cazafantasmas”, un reboot que vale como homenaje

Nota:

Con mucha polémica a sus espaldas, el viernes pasado se estrenaba el tan temido reboot de los Cazafantasmas, una de las películas más queridas de los 80 que ya gozó de una segunda parte en el año 89 y de la que se esperaba una tercera parte que nunca llegó por culpa, en parte, de Bill Murray que nunca quiso volver a ponerse el traje de cazafantasma. Finalmente, después de años de negociaciones y de la mano de Paul Feig, se dio luz verde a este especie de reboot que tiene como novedad un reparto enteramente femenino, cosa que hizo que los fans de la saga original pusieron el grito en el cielo y de inmediato empezaran a odiar la cinta. Nada mas salir el primer tráiler se convirtió en record de “no me gustas” en Youtube y fue criticado por toda la comunidad cinéfila. Por fin ha llegado el momento de saber si de verdad es una falta de respeto a la saga o, si bien, se trata de un buen homenaje.

La cinta es una comedia sencilla, divertida a veces y con una trama de terror con comedia. Ésto se podría entender, pero el principal problema es que tenemos dos cintas anteriores que han calado en el corazón de miles de fans y en comparación con estas dos películas  la cinta sale perdiendo. La película borra lo ocurrido en las anteriores partes y hacen como si no hubiesen existido nunca y eso es lo que no gustará a los fans y es comprensible, pero lo mejor que se puede hacer para disfrutar de la cinta es olvidarse de que existen las originales y dejarse llevar por este reboot que como historia de terror con comedia no está nada mal y que cumple su función de entretener sin ningún tipo de pretensión. Quizá la película se ve afectada por una duración un tanto excesiva y un villano que no está nunca a la altura, pero si quitamos eso nos sale un producto bastante decente con la estructura de la cinta original pero adaptada a nuestros tiempos.

El tema de las actrices es importante ya que ellas son la película y llevan el peso de la trama. Kristen Wiig es la que sale mejor parada, demostrando que es una actriz de comedia sobresaliente, Mellisa McCarthy no goza de mi cariño, pero aquí está correcta aunque sigue haciendo chistes con su sobrepeso. Kate McKinnon está divertida en su rol, pero a veces llega a desesperar. Y, por su parte, Leslie Jones es la que peor parada sale con un personaje demasiado estereotipado y que no tiene gracia. Chris Hemsworth hace de secretario del equipo y la verdad es que está muy divertido en su papel, haciendo bromas consigo mismo y siendo una agradable sorpresa en la película. Y sí, tenemos cameos míticos de los que no queremos desvelar nada, que están bastante desaprovechados y algunos son una falta de respeto a la cinta original. Estos cameos podrían haber sido más apoteósicos, pero el tono de la cinta no han hecho que hayan podido ser posible. También aparece el mítico Moquete que hará las delicias de los fans.

El diseño de los fantasmas que aparecen en la cinta es muy original e interesante. Algunos incluso llegan a asustar más que muchos que aparecen en cintas de terror convencionales. La banda sonora respeta el tema original de Ray Parker de las películas originales, con un tono más actual que le sienta muy bien a la producción. El tema versionado de Fall Out Boy es una digno tema para la cinta.

En resumen, mucho mejor de lo que se esperaba. Un reinicio de saga que no hará gracia a muchos, pero que si no tienes en cuenta que existen las dos primeras, podrás disfrutarlo. Hay escena postcréditos que abría la posibilidad de una nueva secuela que ya nunca veremos debido a la taquilla que ha tenido que no ha cubierto las expectativas que tenía Sony. Quizá sea lo mejor y no sigamos despertando fantasmas del pasado y quedarnos con el recuerdo de este bonito homenaje.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 489 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: