“Tarde para la ira”, digno debut en la dirección de Raúl Arévalo

Nota:

El conocido actor Raúl Arévalo, que empezó su carrera en producciones españolas del nivel de Compañeros, se ha convertido en toda una autoridad en la ficción española y en uno de los actores con más talento de nuestro cine. Con un Goya ya en su haber por Gordos y después de haber interpretado todo tipo de papeles, Arévalo decide dar el salto a la dirección con esta historia de la que firma también el guión. ¿Cómo le habrá sentado el cambio al actor?

La película no podía empezar de mejor manera con ese plano secuencia que ya está destinado a convertirse en el plano secuencia a lo Sed de mal del cine español. Con este brutal inicio la película va cogiendo un toque más costumbrista casi rozando el documental hasta que finalmente la historia cambia de rumbo y se convierte en una historia de venganza con toques de western que la hacen muy atractiva. Es cierto que la película cuenta con varios fallos de guión y algún que otro cabo suelto en la historia, pero se pueden perdonar al tratarse de una opera prima y al tener en cuenta que la película no deja de ser una historia de venganza al fin y al cabo, que nunca han destacado por tener un guión excepcional. Es muy elogiable la capacidad de Arévalo de mezclar escenas bastantes violentas con la comedia, un elemento que si no se sabe llevar puede quedar mal, pero que él lo ha sabido encajar. También hay que destacar cómo Arévalo ha sabido captar la esencia de los bajos fondos de la España más profunda de nuestra sociedad. Desde los canis de gimnasio hasta las fiestas patronales de un pueblo, son detalles que hacen aún más interesante el visionado.

En cuanto a los actores, Arévalo se ha sabido rodear de un excelente plantel de colaboradores, desde un Antonio de la Torre que regala una interpretación muy contenida y fría para un personaje que lo necesita, hasta un Luis Callejo que poco a poco va demostrando que es uno de los actores más potentes de la industria y que aquí simplemente borda su papel en cualquiera de los registros que plantea el personaje. Ruth Díaz es una actriz que no se prodiga todo lo que nos gustaría en cine y que aquí demuestra que es una profesional competente que debería ser tomada en cuenta. Por último, no podemos dejar de mencionar el pequeño papel que tiene Manolo Solo en la cinta y que se roba la película en la corta aparición que tiene. Un actorazo, sin duda.

La película está rodada con una producción bastante barata y eso se ve en el constante grano que invade la imagen durante toda la cinta , sobre todo en las escenas oscuras. No obstante, en vez de perjudicar la película hace que tenga más sentido por todo el tono de la cinta. La música elegida para la obra no pasará a la historia, pero tampoco desentona.

En resumen, un decente debut en la dirección para este joven actor que habrá que seguirle la pista en su prometedora carrera como director ya que promete muchas cosas buenas. Uno de los favoritos a llevarse el Goya 2017  a mejor director novel.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 595 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: