“Kryptonita”; La liga de la Justicia argentina

Nota:

¿Qué pasaría si la nave que transportaba al pequeño Superman se hubiese estrellado en un barrio bajo argentino? La película busca contestar esta pregunta presentándonos una Liga de la Justicia casi completa compuesta por macarras y personajes extravagantes. En formato pandilleros, eso sí, nada de heroicidades.

El protagonista es un médico que ve cómo su vida personal y profesional va cuesta abajo, que sin quererlo ni beberlo se encuentra durante su guardia con que tiene que curar al mismísimo Superman argentino, el cual se encuentra entre la vida y la muerte. Este, inconsciente, es acompañado por varios personajes, entre los que se encuentran un Flash y Green Lantern canis, una Wonder Woman travesti y un Batman motero.

Toda la historia transcurre en una única noche. Una soporífera noche. La idea tiene su gracia, pero la ejecución es horrible. Es una sucesión de referencias paródicas hacia los cómics de DC, donde el espectador que no ha cogido un tebeo en su vida no entenderá nada, y el que sí lo ha hecho sonreirá casi de forma obligada para poder distraerse con algo, ya que el film en sí no lo consigue. Hay divertidas frikadas, pero no son suficientes.

Quizá en un cortometraje hubiese funcionado, pero no con tantos minutos tirados a la basura. Una clara lección que nos enseña que el fanmade tiene muchas probabilidades de acabar en saco roto, para la incomprensión del autor que sí entiende y ríe toda su obra.

Eso sí, el Joker que aparece es mejor que el de Jared Letto.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: