“Mr. Six”; brillante drama con aires de Eastwood

Nota:

Desde el continente asiático nos llega este maravilloso drama que narra la «cotidiana» vida de un antiguo pandillero retirado, que goza ahora del respeto de todos sus vecinos pero manteniendo restos de su antiguo carácter y, más importante, su lealtad hacia los amigos. Un personaje que recuerda mucho a los que hemos podido ver en films americanos, sobre todo en los de Clint Eastwood, pues tiene mucho de Gran Torino pero con un guion incluso superior.

La historia de un hombre que intenta reconducir la vida de su hijo en el que apenas ha invertido tiempo y no ha sido hasta que era demasiado tarde que se ha dado cuenta de la responsabilidad que sobre él tiene. Una historia de generaciones, de cómo las anteriores ven perplejos el futuro que les sustituirá, el de los jóvenes que ya no tienen respeto por nada ni siguen un código moral que marcó las décadas anteriores del barrio. Repleto de crítica que, pese a que a priori parece una sociedad lejana, es inevitable adoptar las cuestiones y los planteamientos que debaten los protagonistas en un bar corriente de un barrio corriente.

Muy americana, pero cogiendo solo lo mejor y fusionándolo con los recursos necesarios para mantener la esencia del cine chino.

Es una película de peleas, en la que se evita mostrarlas en favor de los conflictos que suponen tanto personales como sociales las situaciones más agresivas. Todo conseguido gracias a la magistral actuación de Feng Xiaogang, el director ganador de la última Concha de Oro de San Sebastián con la película Yo no soy Madame Bovary que demuestra su polivalencia aceptando interpretar el papel protagonista, cambiando la silla de director por la de actor.

Una obra que bien podría ser la parte final de una biografía, tratando la decadencia, la añoranza y la re-juventud. Una película increíblemente emocionante que te hará amar y odiar a sus protagonistas hasta los créditos finales.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: