“Let me make you a martyr”; Marilyn Manson realiza un buen trabajo en esta película olvidable

Nota:

Está claro que el éxito de un producto depende en gran medida del enfoque de la promoción. En el caso de la industria cinematográfica, a modo de imagen de marca a veces optan por vender las películas como “esa cinta en la que aparece tal actor”. Pasa con muchas, y casi siempre esta estrategia intenta ocultar la carencia de elementos ofertados. No sé si me explico así que pondré un ejemplo: esta película.

En Let me make… la peli esa de Marilyn Manson han enfocado la campaña publicitaria en la presencia del siniestro cantante. Técnica respetable y que conseguirá llevar gente a las salas – yo piqué pero por trabajo-. Lo gracioso es que solo aparece durante 10 minutos y en los cuales apenas tiene diálogo. Si los fans del Joker de Leto se quejaba por su escasa aparición en Escuadrón Suicida, los fans de Manson que preparen las antorchas. Eso sí, clava a su personaje dejándonos una brillante interpretación. De lo poco destacable de la película.

Lo demás es un sin sentido de historias cruzadas y personajes poco trabajados, con los que no se llega a empatizar en ningún momento. No se comprenden las relaciones supuestamente existentes entre cada uno de ellos ya que dan por sentado el pasado de estos caracteres. Un fallo en el que suelen caer los guionistas inexpertos, el de elaborar personajes únicamente para el film olvidando dotarles de una vida más allá de la que finalmente aparecerá en pantalla. Muy planos.

La trama es muy de generación post-True Detective, con una estructura idéntica a base de flashbacks justificados mediante un interrogatorio. Del mismo modo que la historia y el paisaje es muy cercano a la serie que deslumbró en 2014, así como han intentado hacer con personajes tanto secundarios como principales.

Una película en la que te preguntas constantemente “¿qué está pasando?” hasta que finalmente se descubre… nada. Hay un giro de guion en la recta final que sorprende pero no resuelve, simplemente añade más y más dudas.

Como decía al principio, si no pasa desapercibida en la cartelera será por quién aparece, no quién la protagoniza. Manson no acapara la pantalla, que no os engañen. Eso sí, tiene papeleta para convertirse en obra de culto para un público gafapastil con raíces metaleras.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: