“Que Dios nos perdone”; absorbente thriller que retrata la sociedad española contemporánea

Nota:

De la mano del joven Rodrigo Sorogoyen nos llega este apasionante nuevo thriller policíaco, el cual se aleja mucho de caer en los clichés americanos para dotarlo de más cercanía con el espectador. Lo cierto es que se está poniendo muy de moda este estilo de películas en la industria española, recuperando la imagen de la pareja de agentes de la ley, el poli bueno y el poli malo. No obstante, Sorogoyen dota a su obra de un elemento diferenciador que es el de mostrar la cotidianidad que se mueve entre un hecho nada cotidiano como es el de los asesinatos y violaciones en serie.

Otro de los grandes aciertos es su intrigante guion que absorbe a aquel que la está viendo. Bebe mucho de Fincher y su Seven, pero mucho más españolizado todo, conduciendo cercano también a la crítica hacia una religiosidad en decadencia, donde combina lo tradicional con lo moderno. Quizá la elipsis en un momento de la película queda muy forzada, recordándome mucho al fallido, en mi opinión, salto temporal de la primera temporada de Fargo.

Eso sí, los personajes están perfectamente dibujados y, aunque pueda haber alguno que te ponga nervioso en la butaca, no se puede negar que tienen una química especial Antonio de la Torre y Roberto Álamo en esta película. No obstante, a mi parecer el más conseguido es el antagonista de la película, una especie de Norman Bates de nuevas juventudes de Madrid.

En el apartado técnico está a la altura de la mayoría de producciones españolas con elevados presupuestos. Tiene escenas muy bien rodadas entre calles abarrotadas de gente y un plano secuencia que es una delicia visual – y, pese a que de tal sensación, no está trucado en absoluto como declaró en el festival de Sitges el productor de la obra-.

Una buena película que mantiene el nivelazo de los thrillers españoles y con actuaciones a la altura. Eso sí, no es la mejor cinta nacional del año como he oído por ahí, ni mucho menos. Es, eso sí, un agradable entretenimiento que te incitará a participar en un rompecabezas macabro.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: