“The Mermaid”; Stephen Chow nos ofrece un Romeo y Julieta con sirenas que comen pollo asado

Nota:

Stephen Chow es sin duda una de las mentes más hilarantes tanto de China como de todo el continente asiático. Con un humor que recuerda mucho a nuestro Javier Fesser, nos ha traído títulos famosos como Shaolin Soccer o Kung Fu Sion, los cuales destacan estas situaciones extravagantes, mezcladas con lo fantástico, que sacan intencionadamente más de una carcajada en el espectador.

Ahora vuelve con su representación personal de la figura mitológica de la sirena. No esperéis algo parecido a lo que hizo Disney en La Sirenita, esto es un cuento absurdo sobre una historia de amor prohibida, casi shakesperiana, en el que la sirena y el a priori villano se enamoran locamente tras compartir pollo asado. Los chistes son continuos y funcionan perfectamente, siendo desternillante la primera parte de la película. No obstante, como siempre ocurre con este director fastidiando sus películas cómicas, en la recta final del film da un giro de 180º para tomarse en serio una cinta paródica destinada al absurdo, cambiado el humor por el drama sin sentido. Esto provoca que se desinfle un producto que estaba destinado a ser una de las mejores comedias del año.

Además, tiene un trasfondo ecologista la historia que se agradece, criticando cómo la mano del hombre, jugando a ser dios, está destrozando todo lo que le rodea, sin tener en cuenta que no es el único ser que vive en el planeta, ni lo necesaria que es la coexistencia para la individual existencia. Un mensaje, como digo, que no se encuentra en la cinta de Disney.

Si estáis cómodos con este tipo de humor extravagante, de golpes y absurdeces, ésta es vuestra película. Me gustaría deciros que la gozaréis de principio a fin, pero como siempre Chow nos deja con un sabor amargo en el última tramo. Una lástima.

 

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: