“La Llegada”, la mejor película de ciencia-ficción de lo que llevamos de Siglo XXI

Nota:

Denis Villeneuve es uno de esos directores provenientes del cine canadiense que ha sabido hacerse un hueco en la industria americana. Lo ha demostrado con dos producciones de gran calidad como es el drama Prisioneros y la cinta de acción Sicario. Este año nos trae su última propuesta, esta vez adaptando el relato de Ted Chiang sobre la llegada de unas naves extraterrestres a la Tierra y de cómo una traductora hará todo lo posible para comunicarse con los habitantes de las mismas. ¿Qué nos ofrecerá Villeneuve esta vez?

Nos encontramos ante una cinta notable con un argumento que bebe mucho de Encuentros en la tercera fase o Contact, (salvando las distancias con la cinta protagonizada por Jodie Foster) pero dejando de lado el típico formato de ciencia-ficción, olvidando por completo la trama extraterrestre para darnos una historia que gira en torno a la comunicación y la soledad de las personas. Si alguien está pensando en efectos especiales o explosiones, ésta no es su película ya que todo se cuenta de una forma tan personal e intimista que solo será valorada por los auténticos cinéfilos. Villeneuve maneja muy bien las emociones en la cinta y vuelve a demostrar que es una de las promesas más potentes de Hollywood en los últimos años. Quizá la única pega que se le puede poner es todo lo relacionado con el conflicto de países que se presenta en la trama donde los americanos vuelven a quedar como los buenos y los demás como los villanos, y que huele a típico cliché. Si no estuviera este pequeño lunar estaríamos hablando de una obra maestra.

En cuanto a los actores es imposible no mencionar a Amy Adams, que está absolutamente soberbia en una interpretación contenida y realista, llevando en gran parte del metraje el peso de la película. Segura nominación al Oscar. Por otro lado, su compañero Jeremy Renner pasa más desapercibido en un segundo plano con un personaje no tan rico como el de Adams. Para acabar el repaso actoral, tenemos cerrando el círculo a Forest Whitaker que cumple como siempre como secundario de lujo.

La fotografía es gris y triste durante toda al cinta, muy del estilo de Villeneuve que no abandona esa manera de enfocar las cosas, pese a tratarse de una película de ciencia-ficción, y que el director de fotografía Bradford Young ha sabido plasmar a la perfección. La música corre a manos de Jóhann Jóhannsson que nos regala una partitura muy intensa y que sabe llegar al corazón de forma coherente, y no tramposa como hizo en Un monstruo viene a verme.

Una película que está predestinada a convertirse en una cinta de culto. La mejor cinta de ciencia-ficción de lo que llevamos de Siglo XXI. La Llegada no dejará indiferente a nadie y sabrá llegar, valga la redundancia, al corazón para quien la entienda y entre en su juego. Blade Runner 2 está en buenas manos con Villeneuve al mando. De lo mejor de este flojo 2016.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 641 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: