“La reina de España”, Fernando Trueba se boicotea a sí mismo

Nota:

En el año 1998 se estrenaba La niña de tus ojos, un sincero homenaje a todos esos artistas que en los año 30 se dedicaban al cine en España en una época difícil como era la Guerra Civil. La película fue todo un éxito de taquilla y de crítica llevándose 7 premios Goya. 18 años después Fernado Trueba nos trae como siguieron las aventuras de este grupo de cómicos españoles. Esta secuela llega con polémica tras las declaraciones del director de Belle Epoque donde se decía que nunca se había sentido español y que muchos sectores de la sociedad han criticado fuertemente intentando boicotear el estreno de la película. ¿Qué traerá de nuevo la cinta aparte de la polémica?

Pues poco, es una película bastante floja y no necesita ningún tipo de boicot ya que el mismo Trueba se ha boicoteado a sí mismo regalándonos un producto muy poco inspirado. Tras unos diez minutos muy buenos con los viejos personajes reencontrándose muy a lo Berlanga, la historia se viene abajo y no termina de cuajar por culpa, en parte, de un guión muy tosco y flojo que no lleva a ningún lado y que puede aburrir al espectador en algunos momentos del metraje. El humor sigue estando presente, pero sin la frescura de la primera parte, dándonos gags bastante torpes, algunos de vergüenza ajena y situaciones copiadas de la película del 1998. Pese a esto, la obra sigue siendo un homenaje a toda esa generación de cineastas que intentaron sacar su trabajo adelante en unos tiempos demasiados difíciles y eso es algo de agradecer que se rinda homenaje al cine español, pero en otras condiciones hubiese sido mucho mejor.

Hablar del reparto de la película es difícil ya que nos encontramos a un gran elenco. Repiten casi todos los personajes de la cinta anterior y todos actúan casi de la misma forma, quizá Penélope Cruz ha perdido frescura comparándola con su Macarena García del 1998. De las nuevas incorporaciones destacar a un inspirado Javier Cámara, que interpreta al sobrino del personaje de Jesús Bonilla, y nos brinda una gran interpretación, siendo casi de lo más disfrutable de la cinta. Chino Darín no llega al nivel de su padre, pero podría haber sido mucho peor con el personaje que tenía. También vemos las intervenciones de grandes de la escena española como Ana Belén, Anabel Alonso, Enrique Villen, Ramón Barea, Gema Cuervo o Carlos Areces (en una curiosa caracterización). Para acabar el repaso no podemos dejar de mencionar a las estrellas internacionales que aparecen como son Cary Elwes y Mandy Patinkin que ya habían trabajado juntos en La Princesa Prometida y que aquí no tienen ni una escena juntos y que podría haber sido un gran homenaje al mítico filme. Curioso el cameo de Guillermo Toledo.

La recreación de los años 40 madrileños está genialmente lograda, desde los pósters decorativos hasta los coches de la época, como también todo el diseño de vestuario y de caracterización de personajes. Seguramente en este apartado se lleve alguna nominación en los Goya. En cuando a la música de Zbigniew Preisner no destaca demasiado aunque acompaña bien a las escenas.

Una secuela hecha a desgana y que no emocionará a nadie. Es una pena que el cine español sea boicoteado por las opiniones personales de un director, pero más pena da encontrarse con productos con guiones tan vacíos que desperdician un presupuesto que muchos otros quisieran para sus producciones con mejores ideas. Trueba, será mejor que mires a otra parte.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 644 artículos en Ciempiés.

  • javier rodriguez

    Me da mucha el boicot porque la peli creo que no se lo merece, seguro que cuando pasen unos años se valorará lo que ahora se pasa de largo.

A %d blogueros les gusta esto: