“Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas”, caótica y magistral obra de arte para cerrar 2016

Nota:

Dirk Gently es un personaje un poco extravagante y bastante sospechoso que fue creado por Douglas Adams y que aparecía en 1987 por primera vez en el libro Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas, título que da nombre también a esta serie. Según el propio Dirk, es un ‘detective holístico’ que hace uso de “la interconexión fundamental de todas las cosas para resolver cualquier crimen”.

La serie, bajo el guión del propio Douglas Adams y de Max Landis, se convierte en un gran puzzle donde la gran mayoría de las piezas parecen no encajar pero que, poco a poco y con un gran acento humorístico, todo lo que parecía absurdo y ridículo comienza a cobrar sentido. Al más puro estilo SherlockDoctor Who pero más fantástico e inverosímil, se llevan a cabo una serie de pistas que los protagonistas han de seguir y que van descubriendo a partir del desconocimiento de las cosas y preguntas sutiles aunque prácticas.

Todd (izquierda) y Dirk (derecha), elaborando hipótesis mientras se esconden detrás de un arbusto.

La historia se basa en la muerte de un multimillonario en el hotel en el que Todd (Elijah Wood) trabaja y la desaparición acto seguido de su hija. Un detective, Dirk Gently (Samuel Barnett), aparentemente contratado por la víctima, está destinado a buscar e investigar el secuestro de su hija, pero un plan más enrevesado y complejo está preparado para Dirk y su ahora compañero/ayudante Todd, un botones que cuida de su hermana Amanda (Hannah Marks) con una enfermedad mental y que se ve arrastrado a esta loca aventura para descubrir la verdad que data de muchos años atrás y que conlleva un gran peligro. Sin embargo, la hermana no parece ser una prenda de fondo de armario. Ella también está siendo conducida a este irremediable juego. Mientras tanto, paralelamente se nos aparece otro personaje con las mismas características secretistas y paranormales que el detective, Bart (Fiona Dourif) que, junto a su rehén/compañero Ken (Mpho Koaho), llegarán a cruzar los caminos con los protagonistas.

A partir de aquí empiezan a aparecer tramas secundarias muy bien organizadas pero que no llegan a desvelarse y que darán lugar a nuevas temporadas de esta caótica aventura. Tramas como el experimento Ala Negra, que deja todo abierto y que esperemos que esté a la altura de esta magnífica primera temporada.

Ken (izquierda) y Bart (derecha) en una situación bastante peliaguda.

Hablando del reparto, podemos hablar de unas interpretaciones absolutamente completas. A la par se mezclan el humor con la chispa que deben tener las series de detectives. Tanto Barnett como Wood realizan unas fantásticas interpretaciones en esta compleja odisea, planteándose como una pareja de lo más común en este género pero de forma impecable: el detective suele ser el menos cuerdo y es el acompañante el que, a regañadientes, se vuelca para ayudar al protagonista. Hannah Marks es muy importante también en esta historia pues, además de ser la hermana de Todd, está vinculada con un grupo de ‘pirados’ (que parecen tener mayor importancia en futuras apariciones) que se dedican a absorber las preocupaciones psíquicas de las personas. Fiona Dourif también en la cuerda floja mentalmente hablando, y esto me lleva a destacarlo por ser un papel realmente difícil el que interpreta. Mpho Koaho va de más a menos; al principio me parecía un papel muy bien realizado para ser un personaje tapado pero luego resulta ser eso, un tapado. Hacer mención también a Jade Eshete (Farah Black), una secundaria acompañando siempre a Dirk y Todd que los complementa y tiene el músculo del equipo, y a Aaron Douglas (Gordon Rimmer), que es la mente pensante del ‘equipo de los malos y que también carga con un papel difícil.

En general esta serie lo tiene todo, humor, intriga, conexiones invisibles hasta el momento que se destapan, un muy buen argumento y un guión ejecutado a la perfección por unos grandes actores. Sin duda, esta serie está a la altura de las otros grandes éxitos que han surgido este año, como WestworldStranger Things. A decir verdad, y siempre desde el punto de vista personal, este producto televisivo ha sido el que ha alcanzado el escalón más alto en este 2016. Juzguen ustedes mismos, pues no tiene desperdicio su visionado.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 172 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: