“Animales Nocturnos”; la ficción como venganza y el vacío de nuestro tiempo

Nota:

Tras su brillante debut con Un hombre soltero (A Single Man), el afamado diseñador Tom Ford firma un jugoso segundo largometraje que aporta una mirada estilizada y desgarradora sobre la comodidad contemporánea instalada en la apariencia y como el arte, la ficción sirven para romper con nuestro falso orden de vida y de testamento vengador.

Adaptando la novela de Austin Wirght, Tony & Susan – de forma bastante libre -, Ford confirma su potencia visual, su mirada milimetradamente estética y al mismo tiempo nos aporta un juego de capas narrativas que permite explorar esa interrelación entre la realidad y el poder de afección que la ficción puede tener en nuestra vida.

50805_AA_4609_v2FAcademy Award nominee Amy Adams stars as Susan Morrow in writer/director Tom Ford’s romantic thriller NOCTURNAL ANIMALS, a Focus Features release.Credit: Merrick Morton/Focus Features

El filme se puede dividir entre la realidad de Susan (una fantástica Amy Adams) y la proyección en su mente de la lectura del libro que su exmarido le ha enviado para que la lea y opine. En esa realidad, Ford aporta una mirada más fría y distanciada, más pomposa y cuidada, donde la elegancia del vestuario (inolvidables vestidos en la piel de Adams) y el cuidado uso de la composición visual cobran el protagonismo.

A partir de la primera vez que lee Susan el libro enviado por su exmarido, su mirada a la realidad cambia, viendo que se ha transformado en esa insustancialidad que tanto odiaba de su madre. En la representación de la novela, Ford nos otorga una mirada, aunque igual de cuidada y estética, mucho más nerviosa que sabe transmitir la tensión, la violencia y la suciedad de lo que se nos relata.

nocturnal-animals-03

Una parte de la narración donde destaca un enorme Michael Shannon y en donde se vuelve a tratar temas como el ego y la masculinidad impuesta, temas ya tratados por Ford aunque aquí no cobren el primer plano como en su anterior largometraje. Siendo el localizarla en la Texas desértica un punto a favor para esas reflexiones. Destacar también a Jake Gyllenhaal, teniendo que interpretar a dos personajes; la representación del Tony de la ficción y al Edward que Susan recuerda de su relación pasada.

Tom Ford firma una excelente mirada sobre la alta burguesia, sobre la burbuja en la que el arte más insustancial se ve posicionado y sobre el conformismo. Y al mismo tiempo, reflexiona sobre el poder del arte -el literario y el cinematográfico en este caso – como forma de cambiar nuestra perspectiva y como herramienta vengadora y catárquica de sucesos del pasado.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 443 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: