“La Tortuga Roja”, imágenes que valen como metáforas de la vida

Nota:

Es difícil poder explicar lo que es una cinta como La tortuga roja intentando dar una razón de su existencia. Pero es que esta producción realizada por el estudio japonés Ghibli en colaboración con una productora francesa (primera vez que se da esta unión en la historia de la animación) es mucho más que una simple cinta de animación de hora y veinte sin diálogos.

El director Michael Dudok de Wit une las características de sus anteriores trabajos mezclado con el estilo y los temas del genio de la animación japonesa Miyazaki. Esta historia de un naufrago que de repente en una isla desierta transmite todos los tipos de valores que encontramos en el ser humano y que nos hace ser personas, tales como la soledad, la lucha por la supervivencia, el amor, la unión , la familia, la esperanza. Todo se envuelve en una animación clásica pero efectiva acompañada por la banda sonora de Laurent Perez del Mar que hará que muchos espectadores se emocionen.

De la película podemos sacar muchas lecturas. La naturaleza como elemento protector del ser humano, la crítica a un mundo civilizado que está destruyendo el planeta, el ciclo de la vida. Los temas que puede abordar esta película, que a simple vista puede tratarse de algo simple o es así como lo plantea, son variados y cada espectador puede sacarle otros distintos. Es sin duda una película muy subjetiva.

Lo que no se puede discutir es que estamos hablando de cine de animación de calidad, donde belleza y mensaje se unen para darnos una combinación ganadora. Producciones presentadas por DreamWorks o Pixar se quedan atrás ante la complejidad de esta producción. Una de las obras imprescindibles de este comienzo de año.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 652 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: