“Una serie de catastróficas desdichas”; la mejor adaptación de la obra de Daniel Handler

Nota:

Muchas fueron las series de televisión que esperábamos para este 2017 y algunas son las que ya han comenzado a emitirse, pero solo Una serie de catastróficas desdichas es la que, por ahora, merece un ligero análisis. Antes de nada, recordemos que esta serie de televisión es una readaptación al formato audiovisual de la serie de libros publicados por Lemony Snicket (pseudónimo de Daniel Handler), los cuales vieron su publicación final en el ocaso de 2006, después de publicarse su décimo tercer tomo (El fin). Sigamos ahondando en los recuerdos y no olvidemos que esta misma obra tuvo su adaptación cinematográfica en 2004, esta vez con un Conde Olaf interpretado por Jim Carrey, quien protagonizó la película cuando todavía no se había escrito la totalidad de las obras. Este año nos llega una reinterpretación del trabajo de Daniel Handler de mano del canal del momento, Netflix. 

Esta serie, por si alguien no conoce la historia, cuenta la fatídica serie de catastróficas desdichas por las que tienen que pasar tres hermanos (Violet, Klaus y Sunny Baudelaire) al morir sus millonarios padres en un incendio. El villano que tratará de hacerse con la fortuna de los moribundos huérfanos será el Conde Olaf, un excéntrico actor de segunda (o de tercera) interpretado esta vez por Neil Patrick Harris (Cómo conocí a vuestra madre).

Esta vez la interpretación del trabajo de Handler (por parte del guionista Mark Hudis) goza de un tono mucho más acorde a la historia, simulando algunas pinceladas de Wes Anderson con ese humor de tono tan peculiar, esa fotografía tan metódica y obsesa con los colores y esa construcción de los escenarios tan específica, como recreando en todo momento un escenario de teatro.

Sin duda la elección de Neil Patrick Harris es otro de los puntos a destacar, dándonos un Conde Olaf distinto que aporta un humor mucho más cuidado e irónico. Lejos de la actuación de Jim Carrey, que simplemente se sostiene en el humor de gesticulaciones extremas y sonidos raros. Patrick Harris demuestra ser uno de los actores cómicos del momento y ensalza su capacidad para ser un showman con esta participación. Se nota la pasión y las ganas que pone el actor en su cometido, trabajo que sin duda ha sufrido un lavado de cara.

Si hablamos de personajes es de obligada obligación destacar la reinterpretación de la mayoría de ellos, y más concretamente del Sr.Poe, un trabajador de la banca que da grandes momentos y agiliza el ritmo de la historia además de resultar indispensable para conectar algunos puntos argumentales. En cuanto a la música, corre a cargo de James Newton Howard, seleccionando una serie de melodías perfecta para terminar de componer este notable trabajo.

Una serie de catastróficas desdichas (no, esto no va en cursiva) que nos adentrará en la serie de libros contada por Lemony Snicket y que consumiremos sin apenas darnos cuenta. Ocho episodios que resumen a la perfección cómo se debe hacer un buen trabajo. Eso sí, si no queréis que la serie se rompa por completo recomiendo el visionado en versión original. El doblaje en muchas ocasiones puede ser decente y otras tantas veces (como el de Klaus Baudelaire o las canciones que aparecen) hará que nos rechinen los oídos.

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 219 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: