“Gold, la gran estafa”; como locos a por el oro

Nota:
Matthew McConaghey se mete en la piel de un orondo buscador de oro en Gold

Hace unos años, cuando era un actor que solo se dedicaba a hacer comedias románticas sin mucho fuste, Matthew McConaghey protagonizaba una cinta junto a Kate Hudson titulada Como locos… a por el oro que trataba sobre un par de cazadores de tesoros que querían buscar oro para así poder salvar su relación matrimonial. Casi 10 años después y con un McConaghey ya establecido como actor serio, nos llega una aventura parecida, pero esta vez basada en hechos reales.

Gold nos cuenta la historia de Kenny Welles, un hombre de negocios fracasado que como medida desesperada se asocia con un geólogo, con la misma poca fortuna que él, para ejecutar un plan tan descabellado como grandioso: encontrar oro en las profundidades de la inexplorada jungla de Indonesia.

Matthew en Gold

En busca del oro

La historia de Gold, es un hecho real, lo que nos lleva al peligro de este tipo de película que entra en lo políticamente correcto y no suelen arriesgar en su puesta en escena. Y es exactamente lo que vemos en esta propuesta, una cinta que nos presenta los hechos de forma correcta, donde el director Stephen Gang no arriesga y va a lo sencillo, de la que no podemos sacar nada de jugo. Solo vemos una obra bien realizada que no destaca demasiado. No vemos nada original, ni que nos llene, ni siquiera podemos empatizar mucho con el personaje de Welles al presentárnoslo de forma muy fría. De todas formas la corrección en su puesta en escena, no impide que podamos pasar un rato entretenido con la cinta, aunque en ocasiones se hace demasiado larga.

La promoción de la cinta en España la están comparando como una nueva versión de El lobo de Wall Strett, y nada que ver. Es una historia con menos matices y que comparten pocos puntos en común por lo que esta campaña de marketing es bastante engañosa.

Matthew McConaghey el más destacable

En actores Matthew McConaghey nos regala una genial interpretación , siendo lo más destacable de la cinta. Su transformación como obeso calvo impresiona y le da mucho matiz al personaje, aunque es algo que nos tiene acostumbrado como ya vimos en su oscarizada Dallas Buyers Club cuando adelgazó de manera tan impactante. Otro que nos brinda otra genial interpretación es Edgar Ramírez con un personaje secundario lleno de carisma y elegancia que luego será determinante en la parte final de la trama. Bryce Dallas Howard vuelve a hacer por enésima vez de mujer florero con un personaje plano que sobra totalmente en la trama y no hace más que aburrir al espectador.

Gold

La fotografía es buena, sobre todo en sus paraísos situados en la Indonesia más primigenia y esos planos aéreos. La música es correcta y no destaca demasiado en los momentos dramáticos. Destacar el tema Gold, nominado al Globo de Oro a mejor canción original que es lo que más sobresale en este apartado.

En conclusión, Gold es una cinta correcta que se deja ver y que no apasionará a nadie, pero al menos te mantendrá interesado durante sus dos horas. Seguramente la semana siguiente de verla solo recuerdes que viste una película con Matthew McConaghey calvo y gordo donde fumaba pitis y encontraba oro, pero no recuerdes más de lo demás. Uno de estos filmes de usar y tirar

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 658 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: