“Negación”; un aburrido telefilm para un domingo cualquiera

Nota:
Aburrimiento protagonizado por el holocausto nazi

A veces las cosas vienen cuando tienen que venir. Como el visionado de esta cinta. Un domingo cualquiera sin mucha chicha en el que solo te tumbas al sofá y como mucho ves una película de la que no esperas sacar nada en claro. Tan solo matar el tiempo. Esta película me ha llegado como agua de mayo. Hoy venimos a comentar amistosamente “Negación”, una cinta que cuenta la aburrida historia de Deborah Lipstadt, una escritora judía que se enfrentó en juicio a David Irving con el propósito de demostrar que efectivamente, el holocausto nazi ocurrió de verdad.

En realidad no hay mucho más que decir, el largometraje se tira dos horas con un juicio que se sabe como va a acabar. No cuenta grandes historias y no resalta nada importante que no sepamos. Es como si alguien hubiese encargado hacer la película de esta mujer y no hubiese mucha chicha para coger. Parece que lo más cinematográfico era esto y, aún siendo un tostón obvio y aburrido se pusieron con ello. 

En el papel de la protagonista nos encontramos a Rachel Weisz, una actriz que no tiene tampoco culpa de lo insulso que es su personaje. No digo que la veterana escritora sea insulsa en la vida real, pero al menos la cinta no demuestra nada atractivo. Que cojones, a veces no parece ni humano.

Como ya he dicho la historia se centra en un juicio en el que se tiene que demostrar que efectivamente el holocausto nazi ocurrió. Un reto complejo que se le complica a cualquiera, ¿verdad? Menuda película vamos a sacar de este interesante y emocionante thriller. Ejem, ironía.

Yo ya de por sí no soy fan de las películas abudantes de domingo que centrar su trama en juicios, pero creo que entre todas las que echan a las tres de la tarde esta es de las menos truncadas e interesantes. Dos horas viendo como un nazi niega el holocausto y cómo éste es humillado con cada argumento que se le saca a la palestra.

Una película que vuelve a confirmar que la mayoría de las cintas inspiradas en historias reales son aburridas y que toda historia del holocausto tiene un poco más fácil llegar a la gran pantalla.

Como conclusión, una cinta muy floja que no ofrece nada nuevo ni interesante y que además transmite un mal mensaje. El mensaje de que la justicia siempre es justa si se trabaja con pasión y por una razón. Hemos visto cientos de veces que eso no es así. La película se lleva una puntuación baja. No malgastéis vuestro tiempo, anda.

 

Javier Sólvez

Javier Sólvez López ha escrito 219 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: