“Una historia de venganza”; Schwarzenegger nos aburre en un drama sin personalidad

Nota:
Schwarzenegger abandona las armas por las lágrimas fáciles en Una historia de venganza.

En los últimos años, el mítico héroe de acción Arnold Schwarzenegger se ha pasado de protagonizar duras cintas de acción como ha hecho a lo largo de toda su carrera, para pasar a encabezar producciones bastantes más series donde intenta demostrar que puede ser más que un montón de músculos. El año pasado probó suerte con Maggie, un drama con zombies de por medio que era bastante fallido en su conjunto. Y este año nuestro Terminator favorito se pone triste con Una historia de venganza (horrible título en castellano para Aftermath) donde interpreta a un padre de familia que buscará venganza contra el controlador del aeropuerto responsable del fallecimiento de su mujer e hija.

La película está basado en hechos reales, en los que en julio de 2002 un avión se estrelló dejando numerosas víctimas mortales. Esto suele ser un peligro, ya que en la mayoría de las ocasiones cuando se traslada a un suceso real a la gran pantalla, los resultados que nos suele producir son cintas o muy brillantes o muy aburridas. Esta es el segundo caso. Una historia de venganza funciona en su idea y en el último tramo de la cinta, pero todo lo intermedio es tan aburrido e impersonal que desluce todo lo bueno que pudiera tener la obra.

El director Elliot Lester que había cumplido con una cinta de acción con Jason Statham como era Blitz, poco puede hacer con un guión tan soso y tan poco profundo como el que ha firmado Javier Gullón que poco ayuda al desarrollo de personajes y a conseguir una historia con un poco más de alma.

Unos actores que cumplen para un guión pobre

Arnold Schwarzenegger pese a sus numerosas carencias interpretativas, logra sacar adelante una correcta interpretación que es de lo más destacable de la cinta y que nos demuestra que podría haber hecho mucho más drama a lo largo de su carrera. Su compañero de reparto Scoot McNairy también logra transmitir esa sensación de desesperación e impotencia tras lo ocurrido en el accidente, aunque si es cierto que en alguna escena tienda a sobreactuar. Por último destacar del reparto principal a Maggie Grace en un rol de mujer sufrida como viene haciendo durante toda su carrera desde que comenzó en la saga de Venganza.

En el apartado técnico nada destaca demasiado a tratarse de una producción demasiado sencilla y escueta en la que no sobresale nada en gran medida. Música correcta como en puesta en escena.

En resumen, una cinta que no enamora y que se queda en un aburrido telefilme de domingo por la tarde que solo tiene como atractivo el ver a Schwarzenegger en un registro diferente al que nos tiene acostumbrados. Sinceramente prefiero verle disparando que llorando.

 

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 648 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: