“Powerless”; si alguna serie de DC merece salvarse de la quema, es ésta

¿Era Powerless la mejor candidata para ser cancelada?

Hace unos días nos llegó la sorprendente noticia de que NBC había decidido retirar la sitcom Powerless. Tras comunicar esto, en España se anunció la llegada inminente de la serie -porque somos idiotas-. Es decir, aquí que nos va lo duro nos traen cosas una vez suspendidas por el público estadounidense. Pero, ¿tan mala es?

Powerless es la primera serie del universo televisivo DC dedicada intencionadamente, y con gusto, a la comedia. La temática también gira alrededor de los superhéroes de DC, pero en este caso se trata desde el lado más humano. Los carismáticos protagonistas trabajan en una empresa dedicada a la invención y comercialización de locas aplicaciones de protección ante desastres ocasionados por batallas superheróicas. ¿Que Superman deteniendo a Luthor sin querer destruye la cornisa de un rascacielos la cual se precipita a la aglomerada calle? No te preocupes, porque los protagonistas habrán inventado un paraguas anti-lluvia de escombros.

La idea es tan alocada que debía ser buena. El CEO es ni más ni menos que Alan Tudyk, el cual tuvo varios años de gloria como cómico en diferentes series de televisión, incluyendo su participación más seria en la alabada Firefly. Actualmente se trata de uno de los interpretes de doblaje más activos, con una carrera muy ligada a Disney (Rogue OneZootropolis, Rompe Ralph, Frozen). Aquí es el corto primo de Bruce Wayne que intenta ganarse el respeto de su familia y volver a Gotham para trabajar en Industrias Wayne y no en una subsidiaria.

Powerless es la única serie sincera de The CW

A partir de un jefe tan idiota, podéis imaginar como son los empleados: una secretaria cansada de su jefe y su trabajo pero que no le queda otra que seguir en la empresa, la nueva jefa de departamento pava y paleta a la que nadie respeta y a la cual le maravilla todo lo relacionado con superhéroes, y por último los dos empleados estrella y frikis con cuyos inventos la empresa consigue tirar adelante. Entre estos últimos encontramos a Danny Pudi, otro conocido rostro cómico que después de maravillar al público en la caída a desgracia Community repite su papel de friki pero esta vez explotado al extremo.

Y claro está, tenemos a una reformada Vanessa Hudgens que consigue cumplir con su papel cómico y hace olvidarnos de aquella inocente niña de High School Musical –y de la nada inocente chavala de Spring Breakers-.

Es la serie más sincera de todo el mini-universo de gente en pijama que se ha montado DC en televisión. Es una comedia de situación, de 20 minutos por capítulo, muy alocada y de continuas referencias a superhéroes de DC. Es lo que prometen y es lo que ofrecen. Puro entretenimiento y no como sus primas The FlashSupergirlArrow… tan tediosas e insoportables que deberían haber sido canceladas para invertir su desaprovechado presupuesto en algo como Powerless.

Dadle una oportunidad, y más si os molan los cómics, pues solo con ver la cabecera os daréis cuenta que esta serie no debería haber sido la primera del año de DC en retirarse.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: