“Riverdale”, un genial guión que empeoran nimiedades de adolescentes

Nota:
Grandes intrigas y un sinfín de giros de guión es lo que proporciona Riverdale, excelente entretenimiento juvenil.

Muchas son las series que intentan mezclar intriga con adolescentes. Las conocidas Pretty Little Liars, Gossip Girl, Teen Wolf o la española El internado son algunas que se sirven de este formato. La gran mayoría pecan tanto en el guión como en los personajes y se lían en amoríos y celos que alejan la atención de la trama. Riverdale, la serie de CW, no es una excepción.  Los amoríos y preocupaciones de todo adolescente están a la vista: popularidad, amor y desobediencia paternal. Sin embargo, hay un claro punto de inflexión. Un guión muy entretenido e intrigante consolidan esta producción además de, por supuesto, ser una adaptación de los magníficos cómics de Archie y de su correspondiente animación.

Nos encontramos en un nuevo año escolar en el Instituto Riverdale, sacudido por el asesinato del joven Jason Blossom. Nuevo curso para Archie Andrews, Betty Cooper, Jughead Jones y la recién transferida Verónica Logde. Estos jóvenes cierran lazos y construyen una pandilla inseparable. ¿O tal vez no? Por ciertas situaciones y acciones de terceros, como de la popular y sádica Cheryl Blossom, muchas veces su amistad se tambalea. Sin embargo, la pandilla sabe sobreponerse a estas situaciones y volver a su más favorito pasatiempo: la investigación y el descubrimiento de la verdad sobre Jason. A medida que avanza la serie, ellos mismos se verán envueltos en propios secretos que no conocían y que les dejarán atónitos.

A pesar de la recurrente temática adolescente…

En la mayoría de los capítulos, por no decir todos, el hilo conductor se va de viaje y nos encontramos de cabezazos contra la pared. Cuando nos encontramos apunto de descubrir algo más sobre el misterio que asola Riverdale, llegan las banalidades ‘teenagers’ y rompen toda continuidad. Bien es cierto que debe haber un trasfondo en los personajes, pero aquí se mete a calzador. Y no son cortes de unos pocos segundos. Algunos copan una gran parte del capítulo y piensas que has perdido el tiempo, pero no es así.

Sin embargo, y a pesar de este defecto, la serie en conjunto está muy bien planteada y apoyada con un fabuloso elenco. Bien me atrevería a decir que es uno de los que más me ha convencido en series de esta temática. Los cuatro protagonistas principales están sublimes. KJ Apa en el papel de Archie Andrews nos muestra el lado duro pero a la vez sensible y fiel de un carismático líder. Cole Sprouse nos pone en la piel del ‘apestado’ del instituto Jughead Jones. Camila Mendes interpreta genial la impetuosidad y jovialidad de la adinerada Verónica Logde. Pero sin duda alguna, el número uno de la serie es Lili Reinhart como Betty Cooper. Tenacidad, amistad, fidelidad, moralidad y persecución de la verdad son las características que ha sabido interpretar a la perfección. También contamos con el conocido Luke Perry en el papel de Fred Andrews, con una correcta actuación. 

La ambientación también es un punto a destacar. Icónicos aspectos norteamericanos, como las chaquetas del equipo de fútbol, los establecimientos de batidos con neones o los coches y furgonetas robustas clásicas son un atractivo añadido. Se disfruta con la panda de moteros con sus harleys y su bar/base. Con el autocine. Con el instituto y su comedor. En general una delicia para la vista y los amantes de la cultura americana.

Preguntas sin resolver

Muchas son las incógnitas que, a medida que avanza la trama, se van resolviendo. Pasado de los personajes, misterios sin resolver y secretos en los que se ven involucrados. Sin embargo, también son muchas las que se quedan en el tintero. No entorpecen la continuidad del argumento, pero para los más curiosos se nos queda esa espinita clavada. Preguntas que, esperemos, se nos desvelen en la siguiente temporada. Porque va haber segunda temporada. Su final abierto no deja lugar a dudas.

En resumen, que no les eche atrás este reparto de jóvenes y pensamientos de una serie puramente adolescente. Puede que los actores sean uno de los grandes atractivos. Disfrutarán al máximo con Archie y su pandilla resolviendo un misterio que azota al pequeño pueblo norteamericano. CW ha conseguido un magnífico producto.

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 185 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: