“La Momia”, el “Dark Universe” comienza con mal pie

Nota:
La interpretación de Tom Cruise arruina el comienzo del Dark Universe

El mito de la momia se ha llevado al cine en varias ocasiones, desde las antiguas producciones de Universal, hasta la entrañable cinta de Stephen Sommers protagonizada por Brendan Fraser. Ahora, con la propuesta de reunir a todos los monstruos de la Universal a modo de Universo Cinematográfico Marvel con el Dark Universe, volvemos a tener una nueva versión, esta vez protagonizada por Tom Cruise.

El director encargado de traernos la primera entrega de este Dark Universe ha sido Alex Kurtman, un hombre afincado en el mundo de las series y que debuta con esta propuesta y le ha venido el trabajo muy grande. La cinta es una mezcla rara de géneros. Por un lado parece que estamos ante una cinta de terror, luego pasa a la comedia más absurda y sin gracia, de repente introducen un poco de zombies, para después meter escenas de acción a lo Misión Imposible. Una cinta sin rumbo propio que puede ser entretenida hasta cierto tiempo si no fuera Tom Cruise su protagonista y es que es, posiblemente, la peor actuación de este actor en su carrera. Sobreactuado, irritante y no muy centrado en su actuación, lo hace que la cinta se hunda aún más.

Títulos sobre la Momia hay muchos, en distintas épocas y estilos, más o menos terroríficos, cómicos o aventureros. Este estreno es, probablemente, el mejor en cuanto a técnica, el más deslumbrante y el más caro. Pero, asimismo, el más vacío y el más hueco.

Sofia Boutella, una momia convincente

En cuanto a los actores, de Tom Cruise ya hemos dicho todo antes. Su interpretación es bochornosa y aunque parece que se lo está pasando bien, transmite sensación de pasividad. Acompañan a Cruise un reparto muy variopinto formado por Annabelle Walls, que interpreta a la perfección el ideal de mujer florero, Jake Johnson, en el papel de gracioso sin gracia, Sofia Boutella, que puede ser de lo más disfrutable del filme con su momia femenina que logra encarnar a la perfección la sensación de temor que interpreta ese ser. Por último tenemos a un orondo Rusell Crowe, que podría haber sido lo mejor de la película y se queda en una mera presencia ridícula al intentar ser convincente interpretando al Doctor Jekyl y Mr Hyde, teniendo los momentos más patéticos de la película.

Los efectos especiales de la película cumplen con creces, respetando el aspecto visual que tiene que tener una producción de estas características. La música de Bryan Tyler no enamora y se dedica a hacer una partitura rutinaria sin alma que lejos queda de sus composiciones épicas para otras películas. Para acabar el análisis queremos mencionar la referencia que incluye esta cinta con la película de Stepehen Sommers. Un guiño que no os debéis perder y que hará las delicias de los fans de la cinta del 1999.

En resumen, el Dark Universe no comienza con buen pie su andadura y nos deja un mal sabor de boca parecido al que vimos en la cinta de Drácula que pretendía también ser parte del este universo. Solo deseamos que Tom Cruise se quede al margen de esto, que se contrate a un director con más experiencia y sobre todo hacer un buen libreto a la altura del renombre que tienen estos monstruos clásicos del septimo arte.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 524 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: