“En la Vía Láctea”, historia de amor ‘made in Kusturica’

Nota:
Kusturica nos deja su obra más romántica desde Underground

Tras diez años de ausencia, el director serbio, Emir Kusturica vuelve al cine. Kusturica se ha caracterizado por plasmar, a lo largo de los años su particular punto de vista de la vida, adornada con música balcánica y personajes extravagantes. En su nueva película, nos trata la historia de un amor prohibido y apasionado que sumergirá a los protagonistas de la cinta en una serie de aventuras fantásticas y peligrosas.

Basada en una idea originalmente explorada por el cineasta serbio en el cortometraje que hizo para la película de episodios Words with Gods, el realizador se encarga de contraponer la guerra y las costumbres con el amor en medio de una naturaleza en la que los animales ocupan un papel protagonista. La obra nos cuenta tres historias en una, centradas en la guerra de Yugoslavia en un contexto lleno de humor visual, personajes llevados al limite y, sobre todo, mucho sentimiento muy propio del cine de Kusturica, que desde su obra maestra Underground, no nos dejaba un filme con estos elementos unidos de manera tan genial.

Kusturica nos enseña las desgracias de la guerra y su crudeza, pero al mismo tiempo se ríe de estos tópicos. La historia se divide en dos partes, el conflicto bélico y la huida por toda Yugoslavia de los dos protagonistas, siendo esta última parte mucho más hermosa que la primera, donde la fotografía y las metáforas cobran más sentido y nos deja la sensación de haber visto una pequeña fábula contada a lo grande.

Monica Belluci Inmortal

En cuanto a los actores, el peso de la película lo llevan el propio Emir Kusturica, que interpreta al alocado  Kosta, un  hombre que en medio de la guerra de los Balcanes se encarga de llevar leche a los soldados en las trincheras, montado en su burro y con la compañía de su halcón peregrino. Kusturica borda el papel y lo dota de de su propia personalidad a la cinta. Por otro lado Monica Belluci hace de su compañera de aventuras, interpretando a una italiana refugiada y perseguida por un general inglés que quedó prendado de ella. Belluci hace el mismo papel que lleva haciendo desde que empezó su carrera en el cine y no nos ofrece ningún tipo de registro nuevo. Eso sí, el pacto que tiene esta mujer con el diablo es impactante ya que con sus 53 años sigue estando espectacular.

En el apartado de fotografía sobresale el trabajo de Martin Sec creando unos planos aéreos espectaculares y un encuadre de cámara envidiable en todo su conjunto. La música de Stribor Kusturica encaja perfectamente en el contexto de la Europa de los Balcanes y le da ese toque de realismo y fiesta que se tiene en Yugoslavia.

En resumen, Kusturica vuelve en forma con una cinta que gustará a los fans de su tipo de cine y nos hará emocionarnos como hacía mucho que no lo hacía. Si por el contrario no te gustan los excesos, ni los personajes llevados al límite y en definitiva, el cine del director serbio, no te acerques a esta propuesta.

Jose Humanes

José Humanes ha escrito 621 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: