“El último beso del Káiser”; correcto espionaje que hubiera necesitado una mirada más perturbadora

Nota:

Co-producción europea ambientada en un episodio real que marcó la huida del rey Wilhelm II de su exilio en Holanda. Una cinta de espionaje medianamente sólida e interesante que hubiera sido más atractiva y juguetona con un director más duro y arriesgado tras las cámaras y que se estrena en nuestro país directamente en plataformas de vídeo bajo demanda.

Un capitán nazi es enviado a proteger al rey prusiano en el exilio Wilhelm II y a investigar las sospechas sobre un espía británico en la zona y en la propia residencia; allí comenzará una sexual relación con una criada holandesa y judía; y evidentemente, todo se irá complicando.

David Leveaux dirige con buen pulso y buenas maneras escénicas un thriller que sabe tejer en algunos momentos una buena dosis de erotismo y sexo, y tejer un mapa de personajes más interesantes que su evolución narrativa, algo más previsible. Un proyecto que en manos de un director más juguetón y desafiante como Paul Verhoeven podría haber sido más rompedora y arriesgada.

Dentro del cuarteto protagonista, cabe destacar la entereza de Christopher Plummer como el rey Wilhelm; mereciendo una mayor presencia e incluso un protagonismo absoluto, ante unos correctos Jai Courtney y Lily James que saben ofrecer una buena química sexual en pos de una subtrama romántica bastante arquetípica y que pierde mordiente en su avance.

Un thriller de espías ambientado en los mandos del nazismo y de los poderes germánicos que se ve con interés medio y sin grandes complicaciones, faltándole una mayor mirada perturbadora y reflexiva en su tono aunque la curtida presencia de Plummer le haga alzar el vuelo en muchos momentos.

 

Jose Asensio

Jose Asensio ha escrito 132 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: