“Kingsman: El círculo de oro”; una montaña rusa de sensaciones

Nota:
Tras el éxito de la primera parte, vuelven los agentes secretos más estilosos

Tras sentar las bases de una elegante irreverencia con su primera entrega, vuelve a la carga la agencia de inteligencia mejor vestida del planeta, los Kingsman, esta vez luchando contra la desaparición  total de la agencia, cruzando el charco para unir fuerzas en américa contra un super cartel de la droga.

Kingsman: el circulo de oro, bebe directamente de ese estilo amanerado pero letal de la primera entrega, esta vez, todo mas rápido, mas fuerte y mas a lo grande. Básicamente vemos una versión hipertrofiada de la primera entrega, que resuelve bastante bien el reto de buscar originalidad sin perder la esencia, pero que no llega a construir nada en profundidad. Toda la película es como un gran parque de atracciones, mucha adrenalina, diversión y una sonrisa en la cara al salir de la sala, pero ya.

Un reparto de lujo

Goza de un reparto equilibrado, con una construcción de los personajes a veces ridículamente graciosos, rozando lo psicodélico, capitaneados por Eggsy (Taron Egerton), quien capitaliza la aparición en pantalla, Merlin (Mark Strong), cumpliendo sobradamente su papel de secundario, incluso gozando de una escena grandiosa, quizás por ser la mas (única) realmente profunda de la cinta. Destacar también al agente Whiskey, con un Pedro Pascal en forma, y al agente Tequila, con un Channing Tatum que queda perfecto en el papel, pero totalmente desaprovechado. Mención especial para la villana interpretada por Julianne Moore y para el “algo mas que un cameo” de Elton John.

Jesús Parreño

Jesús Parreño ha escrito 1 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: