“Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya”; cruda memoria infantil en un mundo de guerra

Nota:
Angelina Jolie dirige su quinta película con Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya, donde nos muestra las calamidades de una familia en la Guerra Civil camboyana.

La Guerra Civil camboyana tuvo lugar entre 1967 y 1975. En ella, los Jemeres Rojos, liderados por Pol Pot batallaron contra el régimen de la República de Lol Nol. Este conflicto estuvo directamente relacionado con la guerra de Vietnam, donde Lol Nol apoyaba a EEUU. Durante este periodo, el pueblo camboyano sufrió innumerables penurias y hubo una gran cantidad de muertos. Esto nos va a mostrar Se lo llevaron, película estrenada a través de la plataforma Netflix.

Angelina Jolie dirige así su quinto largometraje. Bajo el guión y las directrices de Luol Ung, activista humanitaria y escritora del libro en el que se basa el filme, nos encontramos con una niña que sufre lo anteriormente contado. Esta niña, la propia Ung, nos muestra desde sus propios ojos todo tipo de adversidades que ella y su familia debieron de superar. Desde los cinco hasta los nueve años se nos destapa las calamidades sufridas por esta familia camboyana.

Jolie pretende, con este filme, continuar con su compromiso social hacia los más desfavorecidos. Haciendo uso de injusticias de la historia, la directora se aleja de una buena producción. Se centra tanto en las injusticias y las calamidades que olvida por completo el entretenimiento del espectador. En muchas ocasiones, la cinta se torna en una especie de documental mudo. Larga y lenta historia que abrirá bastantes bocas en formas de bostezo.

Redundancia e incongruencias

Tan grande es la obsesión humanitaria en esta película que, en muchas ocasiones, se nos repiten escenas casi calcadas. Un recurso muy utilizado en algunas producciones, que se copian de otras. Sin embargo, la continua repetición de escenas similares en una misma cinta tiende al aburrimiento y agonía. Por otra parte, en muchas ocasiones no se explican los hechos ocurridos. Enfermedades, guerras, ataques y sabotajes suceden sin explicación alguna. Cierto es que se trata de una historia real y se intenta hacerlo desde la experiencia de la escritora. Pero no hay ningún dato de algunos sucesos al final, lo que podría haber ayudado a entender muchas cosas.

En resumen, nos encontramos ante una historia real que llegará al fondo de los corazones de los espectadores. No obstante, no supone nada nuevo, pues hemos visto miles de filmes que tiran de la manta de estos sucesos. Y para conseguir destacar sobre los demás no sirve con poner una niña inocente sufriendo y calamidades por doquier. Sería la experiencia de Ung, pero no supone una novedad.

 

Jorge Martínez

Jorge Martínez ha escrito 170 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: