España: el vecino carca que nunca sonríe

Y se acabó el verano. Finalizan los meses donde las costas españolas se llenan de visitantes extranjeros los cuales vienen en masa para disfrutar de nuestro sol, nuestra dieta y nuestras fiestas. Nuestra gente y cultura. Con fama de ser una sociedad divertida que vive fuera de casa, en plazas, parques y playas, bajo una sábana musical y compartiendo un vino o cerveza con amigos.

Sí, una sociedad divertida. Pero se acabó el verano.

Volvemos a quedarnos solos y nos damos cuenta de lo aburridos que somos. Todo nos molesta. Es más, lo que menos soporto yo es que a los demás les molesten tantas cosas.

Me molesta.

 

Nos quitamos la máscara para mostrar nuestra cara seria. La cara de la asociación de Guardia Civiles que toman medidas contra Netflix por no pillar su humor, y la cara de cientos de personas que se han unido en sus quejas. ¿El motivo? Un simple cartel publicitario con mucha ironía en el que se satiriza el sentimiento nacionalista vasco caricaturizando un famoso cántico futbolero.

Fe de etarras

Esta pancarta anuncia la nueva película española original de Netflix Fe de etarras, una comedia con una plantilla de actores de lujo y creada por los responsables de la saga Ocho apellidos y El Negociador, donde ya se hacía sátira con estos temas y nadie se quejó. Todo lo contrario, cosecharon premios y batieron records de taquilla, aplaudiendo la gente su modo de convertir los tópicos en chistes (en ocasiones con humor mucho más negro que el usado en esta pancarta, que sinceramente lo veo hasta inocente).

Este anuncio no está haciendo apología del terrorismo ni utilizando imágenes de atentados ni actividades de esa índole, que es de lo que intentan acusar a la plataforma, simplemente satiriza con el sentimiento nacionalista vasco haciendo broma con los cánticos que se escuchan en las gradas cada vez que juega la selección de fútbol española, ya que la película transcurre durante el final del mundial de 2010.

¿De verdad tenemos que ponernos de acuerdo todos sobre lo que nos tiene que hacer gracia y lo que no? Estamos probablemente en el momento más idiota de nuestra historia reciente en cuanto a estos temas -pero no nos riamos de nuestra idiotez-. Ya nos hemos olvidado que nos hemos reído ya del franquismo -gente como Berlanga lo hizo incluso mientras transcurría-, del nazismo, del yihadismo… ¡De todas las religiones gracias a dios! ¿Tenemos que dar marcha atrás y solo poder hacer chistes carcas de “un alemán, un francés y un español…” en los que siempre acabamos siendo los más listos?

No somos los más listos, ni mucho menos divertidos. Somos los más muermos.

J. Justo Moncho

ha escrito 285 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: