“Wind River”; magnífico thriller en una reserva india con aires de Scalped

Nota:
La pareja formada por Jeremy Renner y Elisabeth Olsen inician la búsqueda del asesino con los recursos de una sociedad excluida: Wind River

Taylor Sheridan, guionista de Sicario Comanchería, da un paso más en su carrera para encargarse de la dirección de Wind River. Esta primera película suya sigue la estela de sus trabajos anteriores como guionista, narrando una historia en la que tiene mucha importancia los problemas fronterizos de jurisdicción entre cuerpos de seguridad.

Wind River empieza en una reserva india, donde un cazador se encuentra con el cuerpo congelado de una joven que ha sido violada. Para ayudar a resolver lo sucedido, una agente del FBI es enviada para dirigir la investigación.

Wind River

Se trata de un thriller al uso, donde acompañas a los protagonistas para resolver un caso junto a ellos, pues tú también quieres saber quién es el asesino. Ahora bien, pese a no inventar nada, está tan bien hecho que te atrapa desde el primer momento. La historia dentro de la reserva india es interesantísima y en ningún momento te da un respiro para salir de la película. No te levantarás del sillón hasta que acabe.

Crímenes dentro de una reserva

Te muestra muy bien la situación social que se sufren en muchas de estas reservas, que se encuentran dentro de EEUU pero viven excluidas, convirtiendo a sus habitantes en marginados. Unas sociedades con altos índices de violencia, así como de consumo de drogas. Un escenario que recuerda mucho al del Scalped de Jason Aaron.

Wind River

Además de tener una dirección muy buena, el guion, la fortaleza de Sheridan, es indudablemente lo mejor de la cinta. Es una historia muy interesante y una trama adictiva, bien, pero además la estructura es perfecta, ofreciéndote escenas de tensión por sorpresa que se compaginan con situaciones más relajadas.

También es obligado mencionar sus diálogos inteligentes y repletos de humor muy agradecido.

Pero Wind River no es solo la historia, sino que las actuaciones tienen su importante papel. La pareja formada por Jeremy Renner y Elisabeth Olsen es una delicia, pues siendo ya ambos de forma individual dos actores que a mí particularmente me encantan, juntos desprenden una química innegable. Y ya no solo ellos, sino que cada secundario que aparece no hace más que ayudar a elevar el nivel actoral.

Una película obligada, que aunque pudiera hablar durante horas de su buena fotografía y banda sonora, lo que la hace única es la historia y forma de narrarla. Si tu género es el thriller no lo dudes: tu película es Wind River.

J. Justo Moncho

ha escrito 286 artículos en Ciempiés.

A %d blogueros les gusta esto: